Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
El blog de JULIO

Blog de Difusion de La Obra Profetica de Benjamin Solari Parravicini y Otros Profetas

Posts con #sectas categoría

Benjamin Solari Parravicini - Los Falsos Profetas y Engañadores - (2)

Publicado en 4 Septiembre 2012 por EL BLOG DE JULIO (La Biblia y B.S.Parravicini) en sectas

Tal como lo hemos venido haciendo desde èste espacio, con una miràda critica a lo que consideramos "comercio" espiritual es que hoy vengo con otro caso de falsos profetas y engañadores.

En el artìculo anterios vimos a Matias De Stefano:

http://leerlabiblia.over-blog.com/article-benjamin-solari-parravicini-los-falsos-profetas-y-enganadores-109591190.html

 

En èsta entrega traemos a otro delincuente del espìritu:

 

 

Yo en lo personal no escribirè nada sobre el "elegido", sino que otras webs hablaràn por mi:

 

 

El gurú de los garcas

SOCIEDAD, SOCIEDAD 1 —

¿Creer o reventar? ¿reventar o reventar? ¿reventar? Ravi Shankar hace respirar a Tinelli, a Telerman, a Macri, al rabino Bergman, al ex ministro Cavallo. Su técnica traída de la India la usaron John Lennon, los Beach Boys y Clint Eastwood. Qué hay detrás de este tipo que va a organizar unas charlas donde Viviana Canosa hablará de los miedos.

 

¿¿¿Quién es ese barbudo con pinta de terrorista??? Lo empiezo a ver por todos lados. En la calle, tele, radio, hasta en el subte escuchás un comentario. ¿Viste ese Ravi Shankar? El barbudo, sí… Parece que es re-zarpado. Un líder espiritual de la puta madre.

Otras voces dicen: Un ladri. El gurú de los garcas.

No quiero ofender a nadie, menos si ese nadie es lector de Nosdigital. Tan sólo estamos hurgando toda la información que anda dando vueltas alrededor del barbudo e interpretándola.

Si no sabemos nada, es decir, ahora, para no hacer prejuicios, digamos que es un líder espiritual. Partamos de esa base indiscutible: parece que hay gente que va a sus cursos, parece que hay gente que medita con la técnica del Ravi, parece, cada vez más, que hay gente que lo sigue y sigue su espiritualismo.

También, digámoslo, parece que son tendencias generacionales, de una determinada clase a las que las filosofías hinduistas les parecen cool. No estoy negando esencias: claro que en todo ser humano existe una necesidad visceral de estar mejor y sentirse en paz con la vida. Pero con el cristianismo cada vez más perdiendo terreno moral y espiritual, estas corrientes vienen, van y vuelven como una ola a la costa de las conciencias, ofreciendo algo aparentemente nuevo, como técnicas de meditación o respiración, que son en verdad milenarias de otros países.

Esa es otra base objetiva: El arte de vivir tiene patentada una técnica de respiración llamada Sudarshan Kriya que le vale millones de adeptos en más de 150 países. El ejercicio no es otra cosa que una antiquísima técnica de yoga sin registro y ¡gratuita! en la India.

Algunas de estas habilidades lo llevaron a Sri Sri Ravi Shankar al puesto 8 del rankin de la revista Forbes como una de las personas más importantes de la India y a ser candidateado dos veces al Premio Nobel de La Paz que ganó Barack Obama.

La onda espiritual se infiltra, en Argentina, entre los poderosos. Tinelli, Telerman, Macri, el rabino Bergman y hasta el ex ministro Cavallo la practican y publicitan. El jefe de gobierno porteño, incluso, en 2008 pagó cursos para que la fundación “instruyera” a la policía metropolitana.

No comments, diría el Coco.

Los representantes argentinos oficiales de la fundación son Esteban Coll, presidente, ex directivo de Molinos Río de la Plata y hoy asesor de Cablevisión, y Nicolas Cuño, dueño de la marca Key Biscayne.

La pata argentina de El arte de vivir ofrece cursos arancelados de meditación, respiración y otras técnicas espirituales jerarquizadas en “partes”. Los nombres que aparecen en la web oficial no son relevadores del contenido de cada uno: Parte 1, YES+, Embarazadas, YES, ART EXCEL, PARTE 2, SRI SRI YOGA, COCINA NATURAL, CONOCE A TUS CHICOS, RAS. Los precios van de $380 el más barato a $530 los más caros. Una persona que asistió revela que asisten alrededor de 100 personas a cada uno. Luego también hay seminarios especializados a $1900.

Poca es la información que se tiene sobre estos cursos (qué se hace, qué se dicta, quiénes, entre quiénes, cómo es la metodología, qué técnicas se enseñan) para quienes nunca han asistido. Una de las estrategias que mantienen muchas instrucciones espirituales o de motivación como ésta tienen que ver con el hermetismo: no revelarle a nadie sobre lo que se hizo, aunque sí permiten recomendarlo.

Una página especializada en denunciar las prácticas de Art of living cuenta que en Estados Unidos esto forma parte de un contrato que se firma antes de comenzar cualquier curso; el autor de la página, por ejemplo, se propone en un topic: “Vamos a reflexionar sobre por qué tanto conocimiento es secreto en AOL”, y da sus argumentos con información detallada. En la portada de la web (http://aolfree.wordpress.com/) hoy se explica la situación legal que está atravesado el autor por una serie de demandas de la fundación estadounidense: al parecer, pactaron que no subirá más información crítica sobre AOL, pero se mantendrá la ya publicada.

Las denuncias más severas que hace AOLFREE tienen que ver con lo que está a vista de todos: el negocio que hay detrás de la espiritualidad. Sobre esto, en una entrevista a la BBC, el propio gurú Ravi Shankar se encargó de desdramatizar el asunto:

¿Qué siente Sri Sri Ravishnkar respecto al dinero habiendo asumido tal posición en algo tan espiritual? “La espiritualidad no tiene precio, sin embargo se hacen ciertos cargos para costear los gastos del programa y no hay nada malo en eso”.

Al señalársele que la cantidad de dinero supera el mero costo de los gastos, responde: “La fastuosidad es contraria a la espiritualidad, pero la comodidad, no. La austeridad no tiene que implicar sufrimiento. Uno no tiene que vivir en una choza con goteras, con frío y sólo una cobija. Eso no es señal de espiritualidad. Cuando hace calor no tienes que estar bajo el sol para ser espiritual… ¡puedes tener aire acondicionado, sin problema!”.

Por otro lado, así como los insólitos cursos a la Metropolitana, esta espiritualidad cala hondo entre empresarios y hombres de poder. No sólo por la necesidad de canalizar de algún modo la necesidad de bienestar sino que, en su discurso, El arte de vivir centra en la individualidad y alcanza sentidos de libertad de culpas y una mayor productividad. Claro que para quienes así la practican significará “vivir mejor” o “vivir en paz”…

La otra que disputa que mantiene Shankar se da adentro de Oriente y es porque aparece asociado a los sectores fundamentalistas de la religión hindú, estableciendo su hegemonía sobre otras etnias y religiones. Aquí no nos meteremos por temor a recibir bombazos.

Ciertas fuentes no verificadas (quiero decir, que no verifican nada o que simplemente manda fruta) cuentan que Ravi Shankar está furioso con el uso político de su imagen que anuncia su participación en los “Foros Fe Vida” y una visita a la ciudad de Córdoba este septiembre. El día 5, por ejemplo, la Universidad Siglo XXI le otorgará el doctorado Honoris Causa a Sri y el gobierno provincial de De la Sota lo distinguirá como visitante ilustre. El evento es auspiciado por Radio Mitre y La Voz del Interior, mientras que el Municipio lo declaró de interés general.

Por quienes lo avalan es, cuanto menos, sospechoso.

La otra cita invita el 6 de septiembre a participar de una meditación masiva junto al Ravi en un predio de La Rural. En otro de los actos inéditos, insólitos, increíbles, tan paradojales que dan risa, Mauricio Macri disertará el mismo día sobre “El amor a lo público”.

La entrada a las conferencias magistrales tendrá un valor de 100 pesos y 40 para cada uno de los foros “Fe Vida”, entre los que estarán disertando personajes como Ari Paluch, Claudio María Domínguez, Sergio Bergman, Nacha Guevara o Viviana Canosa.

No es un error de tipeo: Viviana Canosa hablará sobre los miedos.

Mirándolo bien, es a la única que iría a escuchar.

Ah, la de Mauri, con tanto amor a lo público, también es paga.

Si supiera el Ravi en cuál se metió…

No sé si toda esta información tiene algún sentido, si valida o no las prácticas de la fundación, lo cierto es que cada uno hace lo que se le canta las pelotas con su guita y si le hace bien, mejor.

A mí, la pauta no me la da ni la página crítica de AOL, ni las respuestas insensibles del Ravi sobre el dinero, ni las truchadas que parecen estar a la vista de todos: a mí la pauta me la da John Lennon.

¿¡Qué?!

En los 60 los Beatles se vieron seducidos por una corriente hinduista muy similar, sobre todo George que viajó en más de una oportunidad en la India, experimentó sus drogas y sus instrumentos, e invitó al resto de la banda.

El pulenta en ese entonces era el que fue maestro de Ravi Shankar, conocido como Maharishi Mahesh. Son varios los músicos, actores y famosos que recurrieron a él entonces: Los Beatles, The Beach Boys, Mia Farrow, David Lynch, Clint Eastwood. Los Tinellis a la escala argentina… Qué triste…

Los Beatles estuvieron unos días, con sus guitarras, sus sonrisas y sus expectativas ante las charlas y técnicas del maestro Maharishi. Lo cierto es que antes de abandonar la India, John Lennon escribió en una madera una canción que empezaba:

“Maharishi,

what have you done,

you made a fool of everyone”.

La version de estudio, grabada en el 68, fue cambiada sólo desúés de que George le insistiera a Lennon que la canción debía tener otro nombre.

Así, de “Maharishi” pasó a ser la famosa “Sexy sadie”.

 

 


Comentarios

Los Autoproclamados "Hombre Gris" - ¿ Una Patologìa Peligrosa ?

Publicado en 18 Agosto 2012 por EL BLOG DE JULIO (La Biblia y B.S.Parravicini) en Autoproclamados Hombre Gris, psicografias, Parravicini, sectas, Argentina, canalizadrones y contractados

Era necesario hacer èste artìculo antes de continuar con la zaga de "Autoproclamdos" Hombres grises que vengo viendo y que pueden encontrar en la Categoria del Blog "Autoproclamados Hombre Gris".

Digo que era necesario porque luego de cada redacciòn de un artìculo sobre algun HG , referirè obviamente èste artìculo para que los lectores saquen sus conclusiones.

Para empezar dirè que el comùn denominador en todos los casos analizados, con mayor o con menor EGO pero siempre està presente lo que se conoce como Sìndrome de Jerusalèn, veamos que es:

El síndrome de Jerusalén es una enfermedad psíquica que afecta a un turista o un habitante de Jerusalén. La enfermedad tiene el carácter de una psicosis y se exterioriza con signos de delirios: el afectado se identifica completamente con un personaje de la historia sagrada del Antiguo o del Nuevo Testamento y actúa como tal.1 2

Muchos personajes de la Biblia son objeto de una identificación de este tipo, como por ejemplo Moisés o el rey David del Antiguo Testamento, o Jesús de Nazaret y Juan el Bautista del Nuevo Testamento. Habitualmente los hombres emulan personajes masculinos de la Biblia y las mujeres, personajes femeninos. La confesión religiosa también es importante, puesto que los judíos imitan a personajes del Antiguo Testamento, y los cristianos suelen imitar a los del Nuevo. No se han dado apenas casos entre musulmanes.

La identificación con personajes bíblicos es completa y suele ir acompañada por prédicas públicas y plegarias con enfermos. Muchos de los afectados acostumbran a pasearse vestidos con túnicas o sábanas.

 

Obviamente estoy presentando un caso radical , algo extremo, todavia no vi ninguno de los autoproclamados vestico con tùnicas blancas ni nada, sòlo que presento el tema con una patologìa interesante de ser analizada, no por mi, sino por algùn profesional que luego revise los casos de los autoproclamados.

 

Mas llamativa es la cuestiòn al analizar otra enfermedad psicosomàtica que se conoce como (Sìndrome de Stendhal),

digo que es màs llamativa, porque es la que mejor se asocia con los autoproclamados, para èsto debo acotar que las Psicografias de Parravicini , por ser Parravicini un artista plàstico deben ser tomadas como obras de arte de un artìsta, màs allà de lo profetico, y de si nos gustan o no los dibujos profeticos. Son pequeñas obras de arte que BSP fue plasmando en papel gracias a sus conocimientos del tema por ser artista plàstico y por eso èste Sìndrome se asocia con ellas, veamos:

El síndrome de Stendhal (también denominado Síndrome de Florencia) es una enfermedad psicosomática que causa un elevado ritmo cardíaco, vértigo, confusión e incluso alucinaciones cuando el individuo es expuesto a obras de arte, especialmente cuando éstas son particularmente bellas o están expuestas en gran número en un mismo lugar.

Más allá de su incidencia clínica como enfermedad psicosomática, el síndrome de Stendhal se ha convertido en un referente de la reacción romántica ante la acumulación de belleza y la exuberancia del goce artístico.

Se denomina así por el famoso autor francés del siglo XIX Stendhal (seudónimo de Henri-Marie Beyle), quien dio una primera descripción detallada del fenómeno que experimentó en 1817 en su visita a la Basílica de la Santa Cruz en Florencia, Italia, y que publicó en su libro Nápoles y Florencia: Un viaje de Milán a Reggio:

"Había llegado a ese punto de emoción en el que se encuentran las sensaciones celestes dadas por las Bellas Artes y los sentimientos apasionados. Saliendo de Santa Croce, me latía el corazón, la vida estaba agotada en mí, andaba con miedo a caerme".

Aunque ha habido muchos casos de gente que ha sufrído vértigos y desvanecimientos mientras visitaba el arte en Florencia, especialmente en la Galleria degli Uffizi desde el principio del siglo XIX en adelante, no fue descrito como un síndrome hasta 1979, cuando la psiquiatra italiana Graziella Magherini1 observó y describió más de 100 casos similares entre turistas y visitantes en Florencia, la cuna del Renacimiento, y escribió acerca de él.

Es asì como vamos llegando a la conclusiòn que autoproclamarse "algo" que todavia no se conoce a ciencia cierta su interpretaciòn , por màs que algunos nos animamos a buscar alguna, puede ser una patologia complicada.

Ambas patologìas normalmente se asocian a una màs grave que es el Delirio:

Delirio en psiquiatría o psicología, un síntoma propio de las psicosis

Etimológicamente viene del término latino "de-lirare" que significa salir del surco al labrar la tierra. La palabra ha evolucionado para significar la creencia que "se sale" de la norma establecida por el grupo de pertenencia social. En el lenguaje diario, describe una creencia que es falsa, extravagante o derivada de un engaño. En psiquiatría, la definición es necesariamente más precisa e implica que la creencia es patológica (el resultado de una enfermedad o proceso de una enfermedad). Como patología, es distinta de una creencia basada en información falsa o incompleta o de ciertos efectos de la percepción que son llamados, más precisamente, apercepción o ilusión.

Los delirios suceden normalmente en un contexto neurológico, aunque no están vinculados a ninguna enfermedad en particular y se ha encontrado que ocurren en el contexto de muchos estados patológicos (físicos y mentales). Sin embargo, tienen importancia particular en el diagnóstico de las psicosis y, particularmente, en la esquizofrenia, la manía y los episodios del trastorno bipolar. También pertenece a la nosología psiquiátrica en forma de un síndrome delirante, definitorio junto a los síndromes alucinatorios y disociativo-autistas de todas las psicosis.

El delirio, o idea delirante, debe cumplir varios requisitos:

ser una idea firmemente sostenida pero con fundamentos lógicos inadecuados.

ser incorregible con la experiencia o con la demostración de su imposibilidad.

ser inadecuada para el contexto cultural del sujeto que la sostiene.

Estos requisitos son necesarios porque hay muchas ideas que pueden ser sostenidas con firmeza y convicción más o menos incorregibles por diversas personas (por ejemplo, ideas religiosas o políticas), y sin embargo no constituir delirios: se requiere que el proceso por el que se llega a la convicción sea inadecuado.

Por ejemplo, un sujeto puede afirmar que es portador de una verdad que debe propagar por el mundo, dado que escuchó su nombre en la televisión. El delirio no se diagnostica por la convicción de "ser portador de una verdad que revelar" (muchas personas podrían decir algo parecido), sino por la forma extravagante por la que llega a esa convicción (haber escuchado su nombre por la televisión).

Típicamente, ante la argumentación de que eso no tiene lógica, el sujeto persiste en su convicción. Dado que no es una convicción habitual, habría que verificar si acaso pertenece a algún grupo religioso que sostenga convicciones similares, pero, aún en este caso, los propios miembros de su grupo podrían haber detectado una alteración de la lógica del pensamiento que considerarían anormal. En ese caso, la idea se considera delirante.

Una vez expuestos èstos argumentos, debemos referirnos si ò si a otra patologìa que tambien tiene mucho que ver con el tema que normalmente se da ya cuando el sujeto tomò las riendas:

Megalomanía es un estado psicopatológico caracterizado por los delirios de grandeza, poder, riqueza u omnipotencia. A menudo el término se asocia a una obsesión compulsiva por tener el control. La palabra deriva de dos raíces griegas, manía (obsesión) y megas (grande). A veces es un síntoma de desórdenes psicológicos como el complejo de superioridad o la compulsión eufórica, donde el sujeto aquejado de esta perturbación tiende a ver situaciones que no existen, o a imaginarlas de una forma tal que sólo él termina creyendo. Las puede emplear para manipular sentimientos y situaciones de cualquier tipo. Es un mal estudiado por los especialistas desde tiempos muy remotos. Los ejemplos más comunes son de emperadores, monarcas y dictadores.

Narcisismo es una alusión al mito de Narciso, amor a la imagen de sí mismo. Amor que dirige el sujeto a sí mismo tomado como objeto.

Sigmund Freud introdujo dicho concepto en el área del psicoanálisis a través de su obra Introducción del narcisismo, noción que ya había utilizado con anterioridad en su obra, pero con una definición más difusa.

Si bien se puede aludir a una serie de rasgos propios de la personalidad normal, sin embargo el narcisismo puede también manifestarse como una forma patológica extrema en algunos desórdenes de la personalidad, como el trastorno narcisista de la personalidad, en que el paciente sobreestima sus habilidades y tiene una necesidad excesiva de admiración y afirmación.

Estos desórdenes pueden presentarse en un grado tal, que se vea severamente comprometida la habilidad de la persona para vivir una vida feliz o buena al manifestarse dichos rasgos en la forma de egoísmo agudo y desconsideración hacia las necesidades y sentimientos ajenos.

En su uso coloquial designa un enamoramiento de sí mismo o vanidad basado en la imagen propia o ego. La palabra procede del antiguo mito griego sobre el joven Narciso, de especial hermosura, quien se enamoró insaciablemente de su propia imagen reflejada en el agua.

La psicología humanista considera que el narcisismo patológico coincide con autoestima baja o errónea.

Bueno mil disculpas por esta maratòn de temas que se asocian para demostrar que dentro de los que veremos como "Autoproclamados", alguna de èstas patologias (o varias) les encaja perfecto.

Otro ejemplo que tengo a mano para que se den una idea de lo que hablo es un extracto de la pelìcula Forrest Gump, donde el personaje corre corre sin sentido, sin saber a donde, y la gente lo sigue sin saber porque?

Cuando se detiene , dicen "silencio parece que va a hablar (o a decir algo) ... y el tipo simplemente dice : estoy cansado quiero irme a casa!! "

El listado de Autoproclamados aqui:

Entrevista al Hombre Gris (Auto proclamado I)

Carlos Javier Avila (Autoproclamado Hombre Gris II)

Hernan Federico Harce (Autoproclamado Hombre Gris III)

Ariel Valenti (Autoproclamado Hombre Gris IV)

Michel Agogue (Autoproclamado Hombre Gris V)

Luis Eduardo Von Borowsky (Autoproclamado Hombre Gris VI)

El Hombre Gris por la Libertad de las Libertades (Autoproclamado VII)

 

 

Comentarios

AVATAR (Pelìcula Anticristiana) Libro de Flavio Mateos

Publicado en 11 Marzo 2012 por EL BLOG DE JULIO (La Biblia y B.S.Parravicini) en sectas

 

La primera impresión, quizás algo superficial, luego de ver la película “Avatar”, me ha resultado positiva. Más allá del impresionante y soberbio despliegue artístico y técnico, el cual asombra por su equilibrio en el diseño y el color, más allá de aquél mundo totalmente creado por artistas y técnicos digitales, podría pensarse que “Avatar” tiene un mensaje “positivo”, en el cual, encontramos una especie de alegoría de la batalla entre la modernidad atea, mecanicista, materialista y del progreso tecnológico contra el mundo tradicional, espiritual y religioso que prescinde de los avances de la ciencia y de la tecnología. Todo presentado con un argumento similar al de la ganadora del Oscar “Danza con lobos”.

Pero una mirada más profunda –bajo la luz de la tradicional doctrina católica– nos muestra que aquellas pinceladas positivas, en realidad, revisten un mensaje anticristiano. Dejamos, entonces, al autor de esta crítica y nuestro colaborador Flavio Mateos, quién ha sabido ver y dar en el clavo con los símbolos que revisten ésta producción, para iluminarnos desde la mirada católica del cine y desvelarnos el mensaje anticristiano de Cameron.

 

Descargar el libro de Flavio Mateos en PDF en el siguiente enlace ..> link

 

 

Comentarios

Iglesia y Masonerìa (III)

Publicado en 15 Enero 2012 por EL BLOG DE JULIO (La Biblia y B.S.Parravicini) en sectas

[Moral cívica]
(12)   Perdidas estas verdades, que son como principios del orden natural, trascendentales para el conocimiento y
la práctica
de la vida, fácilmente aparece el giro que ha de tomar  la moral pública y privada.  No nos referimos a las virtudes
sobrenaturales, que nadie puede alcanzar ni ejercitar sin especial don gratuito de Dios.  Por fuerza no puede encontrarse
vestigio alguno de estas virtudes en los que desprecian como inexistentes la redención del género humano, la gracia divina,
los sacramentos y la bienaventuranza que se ha de alcanzar en el cielo.  Hablamos aquí de las obligaciones derivadas de la
moral natural.  Un Dios creador y gobernador providente del mundo; una ley eterna que manda conservar el orden natural y
prohibe perturbarlo; un fin último del hombre, muy superior a todas las realidades humanas y colocado más allá de esta
transitoria vida terrena. Estas son las fuentes, éstos son los principios de toda moral y de toda justicia.  Si se suprimen, como
suelen hacer el naturalismo y la masonería, la ciencia moral y el derecho quedan destituídos de todo fundamento y defensa.
En efecto, la única moral que reconoce la familia masónica, y en la que, según ella, ha de ser educada la juventud, es la
llamada moral cívica, independiente y libre;  es decir, una moral que excluya toda idea religiosa.  Pero la debilidad de esta
moral, su falta de firmeza y su movilidad a impulso de cualquier viento de pasiones, están bien demostradas por los frutos
de perdición que parcialmente están ya apareciendo.  Pues dondequiera que esta educación ha comenzado a reinar con
mayor libertad, suprimiendo la educación cristiana, ha producido la rápida desintegración de la sana y recta moral,
el crecimiento vigoroso de las opiniones más horrendas y el aumento ilimitado de las estadísticas criminales.  Muchos
son los que deploran públicamente esas consecuencias.  Incluso no son pocos los que, aun contra su voluntad, las reconocen
obligados por la evidencia de la verdad.
(13)   Pero, además, como la naturaleza humana quedó manchada con la caída del primer pecado y, por esta misma causa,
más inclinada al vicio que a la virtud,  es totalmente necesario para obrar moralmente bien sujetar los movimientos
desordenados del espíritu y someter los apetitos a la razón.  Y para que en este combate la razón vencedora conserve
siempre su dominio se necesita muy a menudo el despego de todas las cosas humanas y la aceptación de molestias y
trabajos muy grandes.  Pero los naturalistas y los masones, al no creer las verdades reveladas por Dios, niegan el pecado del
primer padre de la humanidad, y juzgan por esto que el libre albredrío "no está debilitado ni inclinado al pecado".  Por el
contrario, exagerando las fuerzas y la excelencia de la naturaleza y poniendo en ésta el único principio regulador de la
justicia, ni siquiera pueden pensar que para calmar los ímpetus de la naturaleza y regir sus apetitos sean necesarios un
prolongado combate y una constancia muy grande.  Por esto vemos el ofrecimiento público a todos los hombres de
innumerables estímulos de las pasiones; periódicos y revistas sin moderación ni vergüenza alguna; obras teatrales
extraordinariamente licenciosas; temas y motivos artísticos buscados impúdicamente en los principios del llamado realismo;
artificios sutilmente pensados para satisfacción de una vida muelle y delicada; la búsqueda, en una palabra, de toda clase de
halagos sensuales, ante los cuales cierre sus ojos la virtud adormecida.  Al obrar así proceden criminalmente, pero son
consecuentes consigo mismos todos los que suprimen la esperanza de los bienes eternos y la reducen a los bienes caducos,
hundiéndola en la tierra.  Los hechos referidos pueden confirmar una realidad fácil de decir, pero difícil de creer.  Porque
como no hay nadie tan esclavo de las hábiles maniobras de los hombre astutos como los individuos que tienen el ánimo
enervado y quebrantado por la tiranía de las pasiones, hubo en la masonería quienes dijeron y propusieron públicamente que
hay que procurar con una táctica pensada sobresaturar a la multitud con una licencia infinita en materia de vicios; una vez
conseguido este objetivo, la tendrían sujeta a su arbitrio para acometer cualquier empresa.
[Familia y Educación]
(14)   Por lo que toca a la sociedad doméstica, toda la doctrina de los naturalistas se reduce a los capítulos siguientes:  el
matrimonio pertenece a la categoría jurídica de los contratos.  Puede rescindirse legalmente a voluntad de los contrayentes.
La autoridad civil tiene poder sobre el vínculo matrimonial.  En la educación de los hijos no hay que enseñarles cosa alguna
como cierta y determinada en materia de religión; que cada  uno al llegar a la adolescencia escoja lo que quiera.  Los
masones están de acuerdo con estos principios.  No solamente están de acuerdo, sino que se empeñan, hace ya tiempo ,
por introducir estos principios en la moral de la vida diaria.  En muchas naciones, incluso entre las llamadas católicas,
está sancionado legalmente que fuera del matrimonio civil no hay unión legítima alguna.  En algunos Estados la ley permite
el divorcio.  En otros Estados se trabaja para lograr cuanto antes la licitud del divorcio.  De esta manera se tiende con paso
rápido a cambiar  la naturaleza del matrimonio, convirtiéndolo en una unión inestable y pasajera, que la pasión haga o
deshaga a su antojo.  La masonería tiene puesta también la mirada con total unión de voluntades en el monopolio de la
educación de los jóvenes.  Piensan que pueden modelar fácilmente a su capricho esta edad tierna y flexible y dirigirla hacia
donde ellos quieren y que éste es el medio más eficaz para formar en la sociedad una generación de ciudadanos como ellos
imaginan.  Por esto, en materia de educación y enseñanza no permiten la menor intervención y vigilancia de los ministros de
la Iglesia, y en varios lugares han conseguido que toda la educación de los jóvenes esté en manos de los laicos y que al
formar los corazones infantiles nada se diga de los grandes y sagrados deberes que unen al hombre con Dios.
[Doctrina Política]

(15)   Vienen a continuación los principios de la ciencia política.  En esta materia los naturalistas afirman que todos los
hombres son jurídicamente iguales y de la misma condición en todos los aspectos de la vida.  Que todos son libres por
naturaleza.  Que nadie tiene derecho de mandar a otro y que pretender que los hombres obedezcan a una autoridad que no
proceda de ellos mismos es hacerles violencia.  Todo está, pues, en manos del pueblo libre; el poder político existe por
mandato o delegación del pueblo, pero de tal forma que, si cambia la voluntad popular, es lícito destronar a los Príncipes
aun por la fuerza.  La fuente de todos los derechos y obligaciones civiles está o en la multitud o en el gobierno del Estado,
configurado, por supuesto, según los principios del derecho nuevo.  Es necesario, además, que el Estado sea ateo.  No hay
razón para anteponer una religión a otra entre las varias que existen.  Todas deben ser consideradas por igual.
(16)   Que los masones aprueban igualmente estos principios y que pretenden constituir los Estados según este modelo son
hechos tan conocidos que no necesitan demostración.  Hace ya mucho tiempo que con todas sus fuerzas y medios pretenden
abiertamente esta nueva constitución del Estado.  Con lo cual están abriendo el camino a otros grupos más audaces que se
lanzan sin control a pretensiones peores, pues procuran la igualdad y propiedad común de todos los bienes, borrando así del
Estado toda diferencia de clases y fortuna.
IV.   EL MAL RADICAL DE LA MASONERIA
[Dogmática depravada]
(17)   La naturaleza y los métodos de la masonería quedan suficientemente aclarados  con la sumaria exposición que
acabamos de hacer.  Sus dogmas fundamentales discrepan tanto y tan claramente de la razón, que no hay mayor depravación
ideológica.  Querer destruir la religión y la Iglesia, fundada y conservada perpetuamente por el mismo Dios, y resucitar,
después de dieciocho siglos, la moral y la doctrina del paganismo, es necedad insigne e impiedad temeraria.  Ni es menos
horrible o intolerable el rechazo de los beneficios que con tanta bondad alcanzó Jesucristo, no sólo para cada hombre en
particular, sino también para cuantos viven unidos en la familia o en la sociedad civil; beneficios, por otra parte,
señaladísimos según el juicio y testimonio de los mismos enemigos.  En este insensato y abominable propósito parece
revivir el implacable odio y sed de venganza en que Satanás arde contra Jesucristo.  De manera semejante,  el segundo
propósito de los masones, destruir los principios fundamentales del derecho y de la moral y prestar ayuda a los que,
imitando a los animales, querrían que  fuese lícito todo lo agradable, equivale a empujar al género humano
ignominiosa y vergonzosamente a la muerte.  Aumentan este mal los peligros que amenazan a la sociedad doméstica y a
la sociedad civil.  Porque, como hemos expuesto en otras ocasiones, el consentimiento casi universal de los pueblos y de los
siglos demuestra que el matrimonio tiene un algo sagrado y religioso; pero además la ley divina prohibe su disolución.  Si el
matrimonio se convierte en una mera unión civil, si se permite el divorcio, la consecuencia inevitable que se sigue en la
familia es la discordia y la confusión, perdiendo su dignidad la mujer y quedando incierta la conservación y suerte posterior
de la prole.  La despreocupación pública total de la religión y el desprecio de Dios, como si no existiese, en la constitución y
administración del Estado, constituyen un atrevimiento inaudito aun para los mismos paganos, en cuyo corazón y en cuyo
entendimiento estuvo tan grabada no sólo la creencia en los dioses, sino la necesidad de un culto público, que consideraban
más fácil encontrar una ciudad en el aire que un Estado sin Dios.  En realidad, la sociedad humana, a que nos sentimos
naturalmente inclinados, fue constituida por Dios, autor de la naturaleza; y de Dios procede, como de principio y fuente,
toda la perenne abundancia de los bienes innumerables que la sociedad disfruta.  Por tanto, así como la misma naturaleza
enseña a cada hombre en particular a rendir piadosa y santamente culto a Dios, por recibir de El la vida y los bienes que la
acompañan, de la misma manera y por idéntica causa incumbe este deber a los pueblos y a los Estados.  Y los que quieren
liberar al Estado de todo deber religioso, proceden no sólo contra todo derecho, sino además con una absurda ignorancia.  Y
como los hombres nacen ordenados a la sociedad civil por voluntad de Dios, y el poder de la autoridad es un vínculo tan
necesario a la sociedad que sin aquél ésta se disuelve necesariamente, síguese que el mismo que creó la sociedad creó
también la autoridad.  De aquí se ve que, sea quien sea el que tiene el poder, es ministro de Dios.  Por lo cual, en todo
cuanto exijan el fin y naturaleza de la sociedad humana, es razonable obedecer al poder legítimo cuando manda lo justo
como si se obedeciera a la autoridad de Dios, que todo lo gobierna.  Y nada hay más contrario a la verdad que suponer en
manos del pueblo el derecho de negar la obediencia cuando le agrade.  De la misma manera nadie pone en duda la igualdad
de todos hombres si se consideran su común origen y la naturaleza, el fin último a que todos están ordenados y los derechos
y obligaciones que de aquéllos espontáneamente derivan.  Pero como no pueden ser iguales las cualidades personales de los
hombres y son muy diferentes unos de otros en los dotes naturales de cuerpo y de alma y son muchas las diferencias de
costumbre, voluntades y temperamentos, nada hay más contrario a la razón que pretender abarcarlo y confundirlo todo en
una misma medida y llevar a las instituciones civiles a una igualdad jurídica tan absoluta.  Así como la perfecta disposición
del cuerpo humano resulta de la unión armoniosa de miembros diversos, diferentes en forma y funciones, pero que
vinculados y puestos en sus propios lugares constituyen un organismo hermoso, vigoroso y apto para la acción, así también
en la sociedad política las desemejanzas de los individuos que la forman son casi infinitas.  Si todos fuesen iguales y  cada
uno se rigiera a su arbitrio, el aspecto de este Estado sería horroroso.  Pero si, dentro de los distintos grados de dignidad,
aptitudes y trabajo, todos colaboran eficazmente al bien común, reflejarán la imagen de un Estado bien constituido y
conforme a la naturaleza.(18)   Los perturbadores errores que hemos enumerado bastan por sí solos para provocar en los Estados temores muy serios.
Porque, suprimido el temor de Dios y el respeto a las leyes divinas, despreciada la autoridad de los gobernantes,
permitida y legitimada la fiebre de las revoluciones, desatadas hasta la licencia las pasiones populares, sin otro freno
que la pena, forzosamente han de seguirse cambio y trastornos universales.  Estos cambios y estos trastornos son los
que buscan de propósito, sin recato alguno, muchas asociaciones  comunistas  y socialistas.    La masonería, que
favorece en gran escala los intentos de estas asociaciones y coincide con ellas en los principios fundamentales de su
doctrina, no puede proclamarse ajena a los propósitos de aquéllas.   Y, si de hecho no llegan de modo inmediato y en
todas partes a los mayores extremos, no ha de atribuirse esta falta a sus doctrinas ni a su voluntad, sino a la eficaz virtud de
la inextinguible religión divina y al sector sano de la humanidad que, rechazando la servidumbre de las sociedades
clandestinas, resiste con energía los locos intentos de éstas.
[Ambiciones masónicas]
(19)   ¡Ojalá juzgasen todos del árbol por sus frutos y conocieran la semilla radical de los males que nos oprimen y de los
peligros que nos amenazan!  Tenemos que enfrentarnos con un enemigo astuto y doloso que, halagando los oídos de los
pueblos y de los gobernantes, se ha cautivado a los unos y a los otros con el cebo de la adulación y de las suaves
palabras.  Insinuándose entre los gobernantes con el pretexto de la amistad, pretendieron los masones convertirlos en socios
y auxiliares poderosos para oprimir al catolicismo.  Y para  estimularlos con mayor eficacia,  acusaron por envidia, a los
príncipes el poder y las prerrogativas reales.  Afianzados y envalentonados entre tanto con estas maniobras, comenzaron a
ejercer un influjo extraordinario en el gobierno de los Estados, preparándose, por otra parte, para sacudir los fundamentos de
las monarquías y perseguir, calumniar y destronar a los reyes siempre que éstos procediesen en el gobierno de modo
contrario a los deseos de la masonería.  De modo semejante engañaron a los pueblos por medio de la adulación.  Voceando
a boca llena libertad y prosperidad pública y afirmando que por culpa de la Iglesia y de los monarcas no había salido ya la
multitud de su inicua servidumbre y de su miseria, sedujeron al pueblo y, despertando en éste la fiebre de las revoluciones,
le incitaron a combatir contra ambas potestades.  Sin embargo, la espera de estas ventajas tan deseadas es hoy día todavía
mayor que su realidad; porque la plebe, más oprimida que antes, se ve forzada en su mayor parte a carecer incluso de los
mismos consuelos de su miseria que hubiera podido hallar  con facilidad y abundancia en una sociedad cristianamente
constituida.  Y es que todos los que se rebelan contra el orden establecido por la Providencia divina suelen encontrar el
castigo de su soberbia tropezando con una suerte desoladora y miserable allí mismo donde, temerarios, la esperaban,
conforme a sus deseos, próspera y abundante.
(20)   La Iglesia, en cambio, que manda obedecer primero y por encima de todo a Dios, soberano Señor de la creación, no
puede sin injuria y falsedad ser acusada ni como enemiga del poder político ni como usurpadora de los derechos de los
gobernantes.  Por el contrario, la Iglesia manda dar al poder político, como criterio y obligación de conciencia, cuanto de
derecho se le debe.  Por otra parte, el que la Iglesia ponga en Dios mismo el origen del poder político aumenta grandemente
la dignidad de la autoridad civil y proporciona un apoyo no leve para obtenerle el respeto y la benevolencia de los
ciudadanos.  La Iglesia, amiga de la paz y madre de la concordia, abraza a todos con materno cariño.  Ocupada únicamente
en ayudar a los hombres, enseña que hay que unir la justicia con la clemencia, el poder con la equidad, las leyes con la
moderación; que no debe ser violado el derecho de nadie; que hay que trabajar positivamente por el orden y la tranquilidad
pública; que hay que aliviar, en la medida más amplia posible, pública y privadamente la miseria de los necesitados.  "Pero
la causa de que piensen -para servirnos de las palabras de Agustín- o de que pretendan hacer creer que la doctrina cristiana
no es provechosa para el Estado, es que no quieren un Estado apoyado sobre la solidez de las virtudes, sino sobre la
impunidad de los vicios".  Según todo lo dicho, sería una insigne prueba de prudencia política y una medida necesaria
para la seguridad pública que los gobernantes y los pueblos se unieran no con la masonería para destruir a la Iglesia,
sino con la Iglesia para destrozar los ataques de la masonería.
V.   REMEDIOS

(21)  Pero sea lo que sea, ante un mal tan grave y tan  extendido ya, es nuestra obligación, venerables hermanos,
consagrarnos con toda el alma a buscar los remedios.  Y como la mejor y más firme esperanza de remedio está situada en la
eficacia de la religión divina, tanto más odiada de los masones cuanto más temida por ellos, juzgamos que el remedio
fundamental consiste en el empleo de esta virtud tan eficiente contra el común enemigo.  Por consiguiente, todo lo que los
Romanos Pontífices, nuestros antecesores, decretaron para impedir las iniciativas y los intentos de la masonería, todo lo que
sancionaron para alejar a los hombres de estas sociedades o liberarlos de ellas, todas y cada una de estas disposiciones
damos por ratificadas y las confirmamos con nuestra autoridad  apostólica.  Y, confiados en la buena voluntad de los
cristianos, rogamos y suplicamos a cada uno de ellos en particular por su eterna salvación que tengan como un deber
sagrado de conciencia el no apartarse un punto de lo que en esta materia ordena la Sede Apostólica.
[Desenmascarar la masonería]
(22)  A vosotros, venerables hermanos, os pedimos y rogamos con la mayor insistencia que, uniendo vuestros esfuerzos a
los nuestros, procuréis con ahinco extirpar este inmundo contagio que va penetrando en todas las venas de la sociedad.Debéis defender la gloria de Dios y la salvación de los prójimos.  Si miráis a estos fines en el combate, no ha de faltaros el
valor ni la fortaleza.  Vuestra prudencia os dictará el modo y los medios mejores de vencer los obstáculos y las dificultades
que se levantarán.  Pero como es propio de la autoridad de nuestro ministerio que Nos indiquemos algunos medios más
adecuados para la labor referida, quede bien claro que lo primero que debéis procurar es arrancar a los masones su máscara,
para que sea conocido de todos su verdadero rostro; y que los pueblos aprendan por medio de vuestro sermones y pastorales,
escritas con este fin, las arteras maniobras de esas sociedades en el halago y en la seducción, la maldad de sus teorías y la
inmoralidad de su acción.  Que nadie que estime en lo que debe su profesión de católico y su salvación personal, juzgue
serle lícito por ninguna causa inscribirse en la masonería, prohibición confirmada repetidas veces por nuestros antecesores.
Que nadie sea engañado por una moralidad fingida.  Pueden, en efecto, pensar algunos que nada piden los masones
abiertamente contrario a la religión y a la sana moral.  Sin embargo, como toda la razón de ser de la masonería se  basa
en el vicio y en la maldad, la consecuencia necesaria es la ilicitud de toda unión con los masones y de toda ayuda prestada a
éstos de cualquier modo.
[Esmerada instrucción religiosa]
(23)  Es necesario, en segundo lugar, inducir por medio de una frecuente predicación a las muchedumbres para que se
instruyan con todo esmero en materia religiosa.  A este fin recomendamos mucho que en los escritos y en los sermones se
expliquen oportunamente los principios fundamentales de la filosofía cristiana.  El objetivo de estas exposiciones es sanar
los entendimientos por medio de la instrucción y fortalecerlos contra las múltiples formas del error y las variadas
sugestiones del vicio, contenidas especialmente en el libertinaje actual de la literatura y en el ansia insaciable de aprender.
Gran obra, sin duda.  Pero en ellas será vuestro primer auxiliar y colaborador el clero si lográis con vuestros esfuerzos que
salga bien formado en costumbres y bien equipado de ciencia.  Pero una empresa tan santa e importante exige también la
cooperación auxiliar de los seglares, que unan el amor de la religión y de la patria con la virtud y el saber.  Unidas las
fuerzas del clero y del laicado, trabajad, venerables hermanos, para que todos los hombres conozcan y amen como se debe a
la Iglesia.  Cuanto mayores sean este conocimiento y este amor, tanto mayores serán la huída y el rechazo de las sociedades
secretas.  Aprovechando justificadamente esta oportunidad, renovamos ahora nuestro encargo, ya repetido otras veces, de
propagar y fomentar con toda diligencia la Orden Tercera de San Francisco, cuyas reglas con prudente moderación hemos
aprobado hace poco.  El único fin que le dio su autor, es atraer a los hombre a la imitación de Jesucristo, al amor de su
Iglesia, al ejercicio de todas las virtudes cristianas.  Grande, por consiguiente, es su eficacia para impedir el contagio de
estas malvadas sociedades.  Auméntese, pues, cada vez más  esta santa asociación, de la cual podemos esperar muchos
frutos, y  especialmente el insigne fruto de que vuelvan los corazones a la libertad, fraternidad e igualdad jurídicas, no como
absurdamente las conciben los masones, sino como las alcanzó Jesucristo para el género humano y las siguió San Francisco.
Una libertad propia de los hijos de Dios, por la cual nos veamos libres de la servidumbre de Satanás y de la perversa tiranía
de las pasiones; una fraternidad cuyo origen resida en Dios, Creador y Padre común de todos; una igualdad que, basada en
los fundamentos de la justicia y de la caridad, no borre todas las diferencias entre los hombres, sino que con la variedad de
condiciones, deberes e inclinaciones forme aquel admirable y armonioso conjunto que es propio naturalmente de toda vida
civil digna y útilmente constituida.
[Asociaciones obreras y patronales]
(24)   Existe, en tercer lugar, una institución, sabiamente establecida por nuestros mayores e interrumpida durante algún
tiempo, que puede valer ahora como forma ejemplar para algo semejante.  Nos referimos a los gremios de trabajadores,
creados para defensa conjunta, al amparo de la religión, de sus propios intereses y de las buenas costumbres.  Si nuestros
mayores con el uso y experiencia de un largo espacio de tiempo comprobaron la utilidad de estas asociaciones, tal vez la
experimentaremos mejor nosotros por su especial eficacia para burlar el poder de las sectas.  Los que soportan la escasez
con el trabajo de sus manos son en primer término los más dignos de caridad y de consuelo, pero además son los que están
más expuestos a las seducciones de los malvados, que todo lo invaden con sus fraudes y engaños.  Por lo cual hay que
ayudarles con la mayor benignidad posible y hay que reunirlos en asociaciones honestas, para que no los arrastren las
asociaciones infames.  Por esta razón Nos deseamos grandemente ver restablecidas estas corporaciones en todas partes, para
salvación del pueblo, de acuerdo con las necesidades de los tiempos, bajo los auspicios y patrocinio del episcopado.  Y no
es pequeño nuestro gozo al ver como vemos su actual restablecimiento en muchos lugares, así como también la fundación
de asociaciones patronales.  El fin común de estas dos clases de instituciones es ayudar a la virtuosa clase proletaria,
socorrer y defender a sus hijos y a sus familias, fomentando en ellas, con la integridad de las buenas costumbres, el cultivo
de la piedad y de la instrucción religiosa.  Y en este punto no queremos pasar en silencio las Conferencias de San Vicente de
Paúl, tan benemérita de las clases pobres y tan insigne por su ejemplo y acción.  Sus obras y sus fines son conocidos por
todos.   Se dedica por entero al auxilio creciente de los menesterosos y de los que sufren, actuando con admirable sagacidad
y modestia.  Al querer pasar desapercibida, su eficacia es tanto mayor para ejercer la caridad  cristiana y tanto más idónea
para remedio de las miserias.[Educación de la juventud]
(25)   En cuarto lugar, para obtener más fácilmente lo que queremos, encomendamos con el mayor encarecimiento a vuestra
fe y a vuestros desvelos la juventud, que es la esperanza de la sociedad humana.  Consagrad a su educación la parte más
principal de vuestra atención, y, por mucho que hagáis, nunca penséis haber hecho lo bastante para preservar a la
adolescencia de las escuelas y maestros que puedan inculcarle el aliento malsano de las sectas.  Exhortad a los padres, a los
directores espirituales, a los párrocos para que insistan, al enseñar la doctrina cristiana, en avisar oportunamente a sus hijos
y alumnos de la perversidad de estas sociedades, y que aprendan pronto a precaverse de las fraudulentas y variadas
artimañas que suelen emplear sus propagadores para enredar a los hombres.  No harían mal los que preparan a los niños
para recibir la primera comunión si les aconsejan que hagan el firme propósito de no ligarse nunca con sociedad alguna sin
decirlo antes a sus padres o sin consultarlo previamente con su confesor o con su párroco.
(26)  Pero sabemos muy bien que todos nuestro comunes esfuerzos serán insuficientes para arrancar estas perniciosas
semillas del campo del Señor si desde el cielo el dueño de la viña no secunda benignamente nuestros esfuerzos.  Es
necesario, por tanto, implorar con vehemente deseo un auxilio tan poderoso de Dios que sea adecuado a la extrema
necesidad de las circunstancias y a la grandeza del peligro.  Levántase insolente y como regocijándose ya de sus
triunfos, la masonería.  Parece como si no pusiera ya límites a su obstinación.  Sus secuaces, unidos todos con un impío
consorcio y por una oculta comunidad de propósitos, se ayudan mutuamente y se excitan los unos a los otros para la
realización audaz de toda clase de obras pésimas.  Tan fiero asalto exige una defensa igual:  es necesaria la unión de
todos los buenos en una amplísima coalición de acción y de oraciones.  Les pedimos, pues, por un lado, que, estrechando
las filas, firmes y de acuerdo resistan los ímpetus cada día más violentos de los sectarios; y, por otro lado, que levanten a
Dios las manos y le supliquen con grandes gemidos para alcanzar que florezca con nuevo vigor el cristianismo, que goce la
Iglesia de la necesaria libertad, que vuelvan al buen camino los descarriados, que cesen por fin los errores a la verdad y los
vicios a la virtud.  Tomemos como auxiliadora y mediadora a la Virgen María, Madre de Dios.  Ella, que vencido a Satanás
desde el momento de su concepción, despliegue su poder contra todas las sectas impías, en que se ven revivir claramente
la soberbia contumaz, la indómita perfidia y los astutos engaños del demonio.  Pongamos por intercesores al Príncipe
de los Angeles, San Miguel, vencedor de los enemigos infernales; a San José, esposo de la Virgen Santísima, celestial
patrono de la Iglesia católica; a los grandes apóstoles San Pedro y San Pablo, sembradores e invictos defensores de la fe
cristiana.  Bajo su patrocinio y con la oración perseverante de todos, confiamos que Dios socorrerá oportuna y
benignamente al género humano, expuesto a tantos peligros.
     Y como testimonio de los dones celestiales y de nuestra benevolencia, con el mayor amor os damos  in Domino    la
bendición apostólica a vosotros, venerables hermanos, al clero y al pueblo todo confiado a vuestro cuidado.   Dado en
Roma, junto a San Pedro, el 20 de abril de 1884, año séptimo de nuestro pontificado.
Comentarios

Iglesia y Masonerìa (II)

Publicado en 15 Enero 2012 por EL BLOG DE JULIO (La Biblia y B.S.Parravicini) en sectas

II.    JUICIO FUNDAMENTAL ACERCA DE LA MASONERIA

(7)   Varias son las sectas que, aunque diferentes en nombre, rito, forma y origen, al estar, sin embargo, asociadas
entre sí por la unidad de intenciones y la identidad en sus principios fundamentales, concuerdan de hecho con la
masonería, que viene a ser como el punto de partida y el centro de referencia de todas ellas.  Estas sectas, aunque
aparentan rechazar todo ocultamiento y celebran sus reuniones a la vista de todo el mundo y publican sus periódicos, sin
embargo, examinando a fondo el asunto, conservan la esencia y la conducta de las sociedades clandestinas.  Tienen muchas
cosas envueltas en un misterioso secreto.  Y es ley fundamental de tales sociedades el diligente y cuidadoso ocultamiento de
estas cosas no sólo ante los extraños, sino incluso ante muchos de sus mismos adeptos.  Tales son, entre otras, las
finalidades últimas y más íntimas, las jerarquías supremas de cada secta, ciertas reuniones íntimas y ocultas, los modos y
medios con que deben ser realizadas las decisiones adoptadas.  A este fin se dirigen la múltiple diversidad de derechos,
obligaciones y cargos existente entre los socios, la distinción establecida de órdenes y grados y la severidad disciplinar con
que se rigen.  Los iniciados tienen que prometer, más aún, de ordinario tienen que jurar solemnemente, no descubrir nunca
ni en modo alguno a sus compañeros, sus signos, sus doctrinas.  Así, con esta engañosa apariencia y con un constante
disimulo procuran con empeño los masones, como en otro tiempo los maniqueos, ocultarse y no tener otros testigos que sus
propios conmilitones.  Buscan hábilmente la comodidad del ocultamiento, usando el pretexto de la literatura y de la ciencia
como si fuesen personas que se reúnen para fines científicos.  Hablan continuamente de su afán por la civilización, de su
amor por las clases bajas.  Afirman que su único deseo es mejorar la condición de los pueblos y extender al mayor número
posible de ciudadanos las ventajas propias de la sociedad civil.  Estos propósitos, aunque fuesen verdaderos, no son, sin
embargo, los únicos.  Los afiliados deben, además, dar palabra y garantías de ciega y absoluta obediencia a sus jefes y
maestros; deben estar preparados a la menor señal e indicación de éstos para ejecutar sus órdenes; de no hacerlo así, deben
aceptar los más duros castigos, incluso la misma muerte.  De hecho, cuando la masonería juzga que algunos de sus
seguidores han traicionado el secreto o han desobedecido las órdenes recibidas, no es raro que éstos reciban la muerte con
tanta audacia y destreza, que el asesino burla muy a menudo las pesquisas de la policía y el castigo de la justicia.  Ahora
bien, esto de fingir y querer esconderse, de obligar a los hombres, como esclavos, con un fortísimo vínculo y sin causa
suficientemente conocida, de valerse para cualquier crimen de hombres sujetos al capricho de otros, de armar a los asesinos
procurándoles la impunidad de sus delitos, es un crimen monstruoso, que la naturaleza no puede permitir.  Por esto, la razón
y la misma verdad demuestran con evidencia que la sociedad de que hablamos es contraria a la justicia y a la moral natural.
(8)  Afirmación reforzada por otros argumentos clarísimos, que ponen de manifiesto esta contradicción de la masonería con
la moral natural.  Porque por muy grande que sea la astucia de los hombres para ocultarse, por muy excesiva que sea su
costumbre de mentir, es imposible que no aparezca de algún modo en los efectos la naturaleza de la causa.  No puede árbol
bueno dar malos frutos, ni árbol malo dar frutos buenos  (Mt.7,8).   Los frutos de la masonería son frutos venenosos y
llenos de amargura.  Porque de los certísimos indicios que antes hemos mencionado, brota el último y principal de los
intentos masónicos; a saber:  la destrucción radical de todo el orden religioso y civil establecido por el cristianismo, y
la creación, a su arbitrio, de otro orden nuevo con fundamentos y leyes tomados de la entraña misma del naturalismo.
(9)   Todo lo que hemos dicho hasta aquí, y lo que diremos en adelante, debe entenderse de la masonería considerada en sí
misma y como centro de todas las demás sectas unidas y confederadas con ella, pero no debe entenderse de cada uno de sus
seguidores.  Puede haber, en efecto, entre sus afiliados no pocas personas que, aunque culpables por haber ingresado en
estas sociedades, no participan, sin embargo, por sí mismos en los crímenes de las sectas e ignoran los últimos intentos de
éstas.  De la misma manera, entre las asociaciones unidas a la masonería, algunas tal vez no aprueban en modo alguno
ciertas conclusiones extremas, que sería lógico abrazar como consecuencias necesarias de principios comunes, si no fuesepor el horror que causa su misma monstruosidad.  Igualmente algunas asociaciones, por circunstancias de tiempo y lugar, no
se atreven a ejecutar todo lo que querrían hacer y otras suelen realizar; no por esto, sin embargo, deben ser consideradas
como ajenas a la unión masónica, porque esta unión masónica debe ser juzgada, más que por los hechos y realizaciones que
lleva a cabo, por el conjunto de principios que profesa.
III.   NATURALEZA Y METODOS DE LA MASONERIA
[Autonomía de la razón]
(10)   Ahora bien, el principio fundamental de los que profesan el Naturalismo, como su mismo nombre declara, es que la
naturaleza humana y la razón natural del hombre han de ser en todo maestras y soberanas absolutas.  Establecido este
principio, los naturalistas, o descuidan los deberes para con Dios, o tienen de éstos un falso concepto impreciso y desviado.
Niegan toda revelación divina.  No admiten dogma religioso alguno.  No aceptan verdad alguna que no pueda ser alcanzada
por la razón humana.  Rechazan todo maestro a quien haya que creer obligatoriamente por la autoridad de su oficio.  Y
como es oficio propio y exclusivo de la Iglesia Católica guardar enteramente y defender en su incorrupta pureza el depósito
de las doctrinas reveladas por Dios, la autoridad del Magisterio y de los demás medios sobrenaturales para la salvación, de
aquí que todo el ataque iracundo de estos adversarios se haya concentrado sobre la Iglesia.  Véase ahora el proceder de la
masonería en lo tocante a la religión, singularmente en las naciones en que tiene una mayor libertad de acción, y júzguese si
es o no verdad que todo su empeño se reduce a traducir en los hechos las teorías del Naturalismo.  Hace mucho tiempo que
se trabaja tenazmente para anular todo posible influjo del Magisterio y de la autoridad de la Iglesia en el Estado.  Con este
fin hablan públicamente y defienden la separación total de la Iglesia y del Estado.  Excluyen así de la legislación y de la
administración pública el influjo saludable de la religión católica.  De lo cual se sigue la tesis de que la constitución total del
Estado debe establecerse al margen de las enseñanzas y de los preceptos de la Iglesia.  Pero no les basta con prescindir de
tan buena guía como es la Iglesia.  La persiguen, además, con actuaciones hostiles.  Se llega, en efecto, a combatir
impunemente de palabra, por escrito y con la enseñanza los mismos fundamentos de la religión católica.  Se niegan los
derechos de la Iglesia.  No se respetan las prerrogativas con que Dios la enriqueció.  Se reduce al mínimo su libertad de
acción, y esto con una legislación en apariencia no muy violenta, pero en realidad dada expresamente para impedir la
libertad de la Iglesia.  Vemos, además, al Clero oprimido con leyes singularmente graves, promulgadas para disminuir cada
día más su número y para reducir sus recursos; el patrimonio eclesiástico que todavía queda, gravado con todo género de
cargas y sometido enteramente al juicio arbitrario del Estado; y las Ordenes Religiosas suprimidas y dispersas.  Pero el
esfuerzo más enérgico de los adversarios se lanza principalmente contra la Sede Apostólica y el Romano Pontífice.
Primeramente le ha sido arrebatado a éste, con fingidos pretextos, el poder temporal, baluarte de su libertad y de sus
derechos.  A continuación ha sido reducido el Romano Pontífice a una situación injusta, a la par que intolerable, por las
dificultades que de todas partes se le oponen.  Finalmente, hemos llegado a una situación en la que los fautores de las sectas
proclaman abiertamente lo que en oculto habían maquinado durante largo tiempo; esto es, que hay que suprimir la sagrada
potestad del Pontífice y que hay que destruir por completo el pontificado instituído por derecho divino.  Aunque faltasen
otras pruebas, lo dicho está probado suficientemente por el testimonio de los mismos jefes sectarios, muchos de los cuales,
en diversas ocasiones, y últimamente en una reciente memoria, han declarado como objetivo verdadero de la masonería el
intento capital de vejar todo lo posible al Catolicismo como una enemistad implacable, sin descansar hasta ver deshechas
todas las instituciones establecidas por los Papas en la esfera religiosa.  Y si los afiliados a la masonería no están obligados a
abjurar expresamente de la fe católica, esta táctica está tan lejos de oponerse a los intentos masónicos, que más bien sirve a
sus propósitos.  En primer lugar, porque éste es el camino de engañar fácilmente a los sencillos y a los incautos y de
multiplicar el número de adeptos.  Y en segundo lugar, porque al abrir los brazos a todos los procedentes de cualquier credo
religioso, logra, de hecho, la propagación del  gran error de los tiempos actuales:  el indiferentismo religioso y la
igualdad de todos los cultos.  Conducta muy acertada para arruinar todas las religiones, singularmente la Católica,
que, como única verdadera, no puede ser igualada a las demás sin suma injusticia.
 [Errores Metafísicos]

(11)   Pero los naturalistas avanzan más todavía.  Lanzados audazmente por la vía del error en los asuntos de mayor
importancia, caen despeñados por el precipicio de las conclusiones más extremistas, ya sea por la flaqueza de la naturaleza
humana, ya sea por justo juicio de Dios, que castiga el pecado de la soberbia naturalista.  De esta manera sucede que para
esos hombres pierden toda su certeza y fijeza incluso las verdades conocidas por la sola luz natural de la razón, como son la
existencia de Dios y la espiritualidad e inmortalidad del alma humana.  Por su parte, la masonería tropieza con estos mismos
escollos a través de un camino igualmente equivocado.  Porque si bien reconocen generalmente la existencia de Dios,
afirman, sin embargo, que esta verdad no se halla impresa en la mente de cada uno con firme asentimiento y estable juicio.
Reconocen, en efecto, que el problema de Dios es entre ellos la causa principal de sus divisiones internas.  Más aún, es cosa
sabida que últimamente ha habido entre ellos, por esta misma cuestión, una no leve contienda.  Pero, en realidad, la secta
concede a sus iniciados una libertad absoluta para defender la existencia de Dios o para negarla; y con la misma facilidad se
recibe a los que resueltamente defienden la opinión negativa como a los que piensan que Dios existe, pero tienen acerca de
Dios un concepto erróneo como los panteístas, lo cual equivale a conservar una absurda  idea de la naturaleza divina,
rechazando la verdadera noción de ésta.  Destruído o debilitado este principio fundamental, síguese lógicamente lainestabilidad en las verdades conocidas por la razón natural:  la creación libre de todas las cosas por Dios, la providencia
divina sobre el mundo, la inmortalidad de las almas, la vida eterna que ha de suceder a la presente vida temporal.
Articulo continua aqui:   Iglesia y Masonerìa (III)
Comentarios

Iglesia y Masonerìa

Publicado en 15 Enero 2012 por EL BLOG DE JULIO (La Biblia y B.S.Parravicini) en sectas

III.   LEON XIII - Texto completo de Humanum Genus
(I)  El género humano, después de apartarse miserablemente de Dios, creador y dador de los bienes celestiales, por envidia
del demonio, quedó dividido en dos campos contrarios, de los cuales el uno combate sin descanso por la verdad y la virtud,
y el otro lucha por todo cuanto es contrario a la virtud y a la verdad.  El primer campo es el reino de Dios en la tierra, es
decir, la Iglesia verdadera de Jesucristo.  Los que quieren adherirse a ésta de corazón como conviene para su salvación,
necesitan entregarse al servicio de Dios y de su unigénito Hijo con todo su entendimiento y toda su voluntad.  El otro campo
es el reino de Satanás.  Bajo su jurisdicción y poder se encuentran todos lo que, siguiendo los funestos ejemplos de su
caudillo y de nuestros primeros padres, se niegan a obedecer a la ley divina y eterna y emprenden multitud de obras
prescindiendo de Dios o combatiendo contra Dios.  Con aguda visión ha descrito Agustín estos dos reinos como dos
ciudades de contrarias leyes y deseos, y con sutil brevedad ha compendiado la causa eficiente de una y otra en estas
palabras:  "Dos amores edificaron dos ciudades:  el amor de sí mismo hasta el desprecio de Dios edificó la ciudad terrena; el
amor de Dios hasta el desprecio de sí mismo, la ciudad celestial".  Durante todos los siglos han estado luchando entre sí con
diversas armas y múltiples tácticas, aunque no siempre con el mismo ímpetu y ardor.  En nuestros días, todos los que
favorecen el campo peor parecen conspirar a una y pelear con la mayor vehemencia bajo la guía y con el auxilio de la
masonería, sociedad extensamente dilatada y firmemente constituida por todas partes.  No disimulan ya sus propósitos.  Se
levantan con suma audacia contra la majestad de Dios.  Maquinan abiertamente la ruina de la santa Iglesia con el propósito
de despojar enteramente, si pudiesen, a los pueblos cristianos de los beneficios que les ganó Jesucristo nuestro Salvador.
Deplorando Nos estos males, la caridad nos urge y obliga a clamar repetidamente a Dios:  Mira que bravean tus enemigos y
yerguen la cabeza los que te aborrecen. Tienden asechanzas a tu pueblo y se conjuran contra tus protegidos.  Dicen:  "Ea,
borrémoslos del número de las naciones" (Ps.82).
(2)  Ante un peligro tan inminente, en medio de una guerra tan despiadada y tenaz contra el cristianismo, es nuestro deber
señalar el peligro, descubrir a los adversarios, resistir en lo posible sus tácticas y propósitos, para que no perezcan
eternamente aquéllos cuya salvación nos está confiada, y para que no sólo permanezca firme y entero el reino de Jesucristo,
cuya defensa Nos hemos tomado, sino que se dilate todavía con nuevos aumentos por todo el orbe.
I.    LA IGLESIA , FRENTE A LA MASONERIA
(3)  Nuestros antecesores los Romanos Pontífices, velando solícitamente por la salvación del pueblo cristiano, conocieron la
personalidad y las intenciones de este capital enemigo tan pronto como comenzó a salir de las tinieblas de su oculta
conjuración.  Los Romanos Pontífices, previendo el futuro, dieron la señal de alarma frente al peligro y advirtieron a los
príncipes y a los pueblos para que no se dejaran sorprender por las artimañas y las asechanzas preparadas para engañarlos.
El Papa Clemente XII, en 1738, fue el primero en indicar el peligro.  Benedicto XIV confirmó y renovó la Constitución del
anterior Pontífice.  Pío VII siguió las huellas de ambos.  Y León XIII, incluyendo en su Constitución Apostólica  Quo
graviora  toda legislación dada en esta materia por los Papas anteriores, la ratificó y confirmó para siempre.  Pío VIII,
Gregorio XVI y reiteradamente Pío IX hablaron en el mismo sentido.
(4)  En efecto, tan pronto como una serie de indicios manifiestos -instrucción de proceso, publicación de las leyes, ritos y
anales masónicos, el testimonio personal de muchos masones- evidenciaron la naturaleza y los propósitos de la masonería,
esta Sede Apostólica denunció y proclamó abiertamente que la masonería, constituida contra todo derecho divino y humano,
era tan perniciosa para el Estado como para la religión  cristiana.  Y amenazando con las penas más graves que suele
emplear la Iglesia contra los delincuentes, prohibió terminantemente a todos inscribirse en esta sociedad.  Los masones,
encolerizados por esta prohibición, pensaron que podrían evitar, o debilitar al menos, en parte con el desprecio y en parte
con las calumnias, la fuerza de estas sentencias, y acusaron a los Sumos Pontífices que las decretaron de haber procedido
injustamente o de haberse excedido en su competencia.  De esta manera procuraron eludir la grave autoridad de las
Constituciones Apostólicas de Clemente XII, Benedicto XIV, Pío VII y Pío IX.  No faltaron, sin embargo, dentro de la
misma masonería quienes reconocieron, aun a pesar suyo, que las disposiciones tomadas por los Romanos Pontífices
estaban de acuerdo con la doctrina y la disciplina de la Iglesia Católica.  En este punto muchos Príncipes y Jefes de
Gobierno estuvieron de acuerdo con los Papas, ya acusando a la masonería ante la Sede Apostólica, ya condenándola por sí
mismos, promulgando leyes a este efecto.  Así sucedió en Holanda, Austria, Suiza, España, Baviera, Saboya y otros Estados
de Italia.
(5)  Pero lo más importante es ver cómo la prudente previsión de nuestros antecesores quedó confirmada con los sucesos
posteriores.  Porque sus providentes y paternales medidas no siempre, ni en todas partes, tuvieron el éxito deseado.  Fracaso
debido, unas veces, al fingimiento astuto de los afiliados a la masonería, y otras veces, a las inconsiderada ligereza de
quienes tenían la grave obligación de velar con diligencia en este asunto.  Por esto, en el espacio de siglo y medio la
masonería ha alcanzado rápidamente un crecimiento superior a todo lo que se podía esperar, e infiltrándose de una manera
audaz y dolosa en todos los órdenes del Estado, ha comenzado a tener tanto poder, que casi parece haberse convertido en
dueña de los Estados.  A este tan rápido y terrible progreso se ha seguido sobre la Iglesia, sobre el poder de los príncipes ysobre la misma salud pública la ruina prevista ya mucho antes por nuestros antecesores.  Porque hemos llegado a tal
situación, que con razón debemos temer grandemente por el futuro, no ciertamente por el futuro de la Iglesia, cuyo
fundamento es demasiado firme para que pueda ser socavado por el solo esfuerzo humano, sino por el futuro de aquellas
naciones en las que ha logrado una influencia excesiva la secta de que hablamos u otras semejantes que están unidas a ella
como satélites auxiliares.
(6)  Por estas causas, tan pronto como llegamos al gobierno de la Iglesia, comprendimos claramente la gran necesidad de
resistir todo lo posible a una calamidad tan grave, oponiéndole para ello nuestra autoridad.  Aprovechando repetidas veces
la ocasión que se nos presentaba, hemos expuesto algunos de los puntos doctrinales más importantes que habían sufrido
influjo mayor de los perversos errores masónicos.  Así, en nuestra Encíclica Quod Apostolici muneris hemos demostrado
con razones convincentes las utópicas monstruosidades de los socialistas y de los comunistas.  Más tarde, en otra Encíclica,
Arcanum, hemos defendido y explicado la verdadera y genuina noción de la sociedad doméstica, cuya fuente y origen es el
matrimonio.  Por último, en la Encíclica Diuturnum hemos desarrollado la estructura del poder político, configurado según
los principios de la filosofía cristiana; estructura maravillosamente coherente con la naturaleza de las cosas y con la
seguridad de los pueblos y de los gobernantes.  Hoy, siguiendo el ejemplo de nuestros predecesores, hemos decidido
consagrar directamente nuestra atención a la masonería en sí misma considerada, su sistema doctrinal, sus propósitos, su
manera de sentir y de obrar, para iluminar con nueva y mayor luz su maléfica fuerza e impedir así el contagio de tan mortal
epidemia

 

 

 

      Articulo continua Aqui:  Iglesia y Masonerìa (II)

 

 

Comentarios

Los Paulicianos

Publicado en 16 Diciembre 2011 por EL BLOG DE JULIO (La Biblia y B.S.Parravicini) en sectas

Los Paulicianos son una agrupación cristiana que aparece en la zona de Armenia en el siglo VII de nuestra era y que se desarrolla enAnatolia y los Balcanes en los siglos posteriores alcanzando gran predicamento y siendo los antecesores de los bogomilos.

Origen

El origen de los paulicianos es oscuro solo se sabe que se les encuentra por primera vez en la zona de Armenia alrededor del año 650. Algunas fuentes colocan como fundador a Costantino de Manamali nacido cerca de la ciudad siria de Samosata. Los primeros años de la historia de los paulicianos transcurren con un silencio en las fuentes. Se sospecha que en esa época consiguieron una audiencia considerable en la zona del alto Éufrates y la Anatolia oriental, tanta que influyeron en la política religiosa de León III. Las campañas en SiriaArmenia de su hijo Constantino V los llevó hacia los Balcanes como Stratiotas ya sea por deportación o como tropas fieles. Durante la época Iconoclasta se les favoreció moderadamente. Restaurado el culto a los iconos (o imágenes) el favor se disipó y dada su heterodoxia cristológica empezaron a ser perseguidos, o al menos importunados.

En esa época su líder era Sergio que llevó a cabo una importante política de proselitismo. Los emperadores de la segunda época Iconoclasta no disminuyeron la persecución hacia los paulicianos, lo que les llevó a huir hacia la Armenia oriental controlada por el califato Abbasí y haciendo causa común con ellos. Karbeas (un antiguo funcionario, huido tras las persecuciones), sucesor de Sergio, estableció un estado pauliciano en esta zona. Es en esta época cuando el paulicianismo adquiere el tono maniqueo por el que serán conocidos; (un maniqueísmo muy atemperado, si bien parece que afirmaban que la materia era obra de Satanás, esto no les lleva a una crítica-condena del matrimonio y la procreación y posiblemente no eran tan ascetas ni rigurosos como lo eran en Bizancio). En la actualidad se ha descubierto un escrito de ellos llamado "la llave de la verdad" que ha puesto en duda su heterodoxia y apunta a ser un grupo ortodoxo antecesor de los evangelicos los cuales afirman ser sus sucesores y señalan que ellos fueron inspiracion para la reforma protestante.

Los Paulicianos —dice el mismo Gibbon— eran tan opuestos a las costumbres de los católicos como adheridos al Nuevo Testamento.

Las imágenes eran para ellos «una manufactura común de un artesano mortal, sin otro valor que el arte que manifestaba su artífice»

las reliquias milagrosas, un montón de huesos y cenizas desprovistos de vida y de virtud, o de alguna relación de tipo espiritual con las personas a las cuaIes eran atribuidas. .

Lac cruz verdadera y vivificadora», según el historiador católico—, un pedazo de madera sólida o podrida. La santa eucaristía, un pedazo de pan, y su sangre, un vaso de vino, solamente símbolo de la gracia.

La madre de Jesucristo era despojada por los Paulicianos de sus honores divinos. Los santos y los ángeles no eran solicitados por ellos para ejercer su ogficio de mediadores.(1)

Esto dice un historiador católicorromano acerca de estos cristianos del siglo vii, y con ello, ¿no los identifica con los cristianos evangélicos de todos Ion tiempos?

Las iglesias llamadas Montañistas, Novacianas y Donatistas existieron desde el siglo ni hasta el siglo vii. Cuando estos tres nombres desaparecen de la vista de los historiadores, surgen por todas partes del mundo iglesias paulicianas. Es decir, el nombre de Pauliciano fue sobrepuesto a los disidentes del Catolicismo romano cuando los Montañistas, Novacianos y Donatistas, en lugar de estar extinguidos, contaban todavía con centenares de miles de miembros. Esto constituye una prueba poderosa de que los Paulicianos no eran todos descendientes espirituales de aquel Constantino que cambió su nombre en el de Pablo, sino que los había de orígenes diversos que se fundieron con los Paulicianos. El historiador Geuericke declara: «Esta secta, notable y numerosa, se levantó formada por elementos de los tiempos pasados.» Otro historiador, Robinson, dice: «Cuando estos sectarios fueron obligados por la persecución de los católicos a buscar refugio en diversa partes del mundo, continuaron la propagacion de sus doctrinas y fueron distinguidos por diversos nombres. Una sucesión de ellos continuó hasta laReforma.»(2)

Pedro de Bruys

Este intrépido misionero evangélico fue cura de una pequeña parroquia de los Alpes. Cuando la luz del Evangelio iluminó su mente, no pudo quedarse en su aldea y empezó una labor itinerante de evangelización por todo el sur de Francia. El Nuevo Tes­tamento —y probablemente la influencia de algunos descendientes de los paulicianos refugiados en los Alpes— hicieron el resto.

Se cree que millares de personas fueron convertidas por su ministerio itine­rante, que duró veinte años.

Un concilio fue convocado en Toulouse (Francia) en el año 1119, el cual condenó como herejía a los Bonnes-hommes peterinos y palicianos. Estos contesación de sus doctrinas en catorce artículos, los cuales los han identificados, como los mejores cristianos evangelicos de todos los tiempos. Según dicho documento, creían en la eficacia y suficiencia del sacrificio de Cristo para la salvación; que la virgen María fue santa,humilde, y llena d egracia, pero que ni ella ni los demas santos deben ser adorados; decían que después de la muerte  sólo hay dos lugares,uno para los salvos y otro para los condenados, y negaban el purgatorio como un lugar imaginario inventado por el Anticristo.3 Condenaban el uso del agua bendita, los ayunos según el sistema romano, y la transustanciación. Reconocían solamente dos sa­cramentos, el Bautismo y la Cena del Señor. Enseñaron que el matrimonio es honroso y necesario no sólo para los cristianos en general, sino también para los sacerdotes. Que la silla del papa no era la de Pedro el apóstol, y como una reacción natural a las supersticiones de su tiempo en la adoración y veneración de la cruz que impedían al pueblo su rela­ción espiritual con el Cristo Salvador que está en los cielos.

Pedro de Bruys fue apresado mientras estaba predicando en Saint Gilles, cerca de Nimes, y quemado vivo en el año 1124.

Un sucesor notable de Pedro de Bruys fue Enri­que de Lausanne, un piadoso monje del Monasterio de Cluny, el cual fue convertido por Pedro de Bruys diez años antes de su muerte, y continuó predicando hasta el año 1148.

Se nos dice de este predicador, que siempre tenía pasajes adecuados de las Sagradas Escrituras para probar sus afirmaciones.

El pueblo le recibió con admiración porque no estaba acostumbrado a una predicación tan clara del Evangelio por parte de un sacerdote romano en aquellos tiempos, y porque condenaba los abusos y errores del cler0 que la gente repudiaba en su corazón. Así que cuando otros sacerdotes se le oponían, el pueblo solía ponerse de su parte.

Al escuchar sus predicaciones la gente se arrepentía y encomendaba sus vidas. Muchos que vivían en inmoralidad se casaban legalmente. Gran número de mujeres de mala vida quemaba sus vestidos y aderezos cuando fueron convertidas a Dios por sus exhortaciones.

En 1134 fue aprehendido por orden del obispo de Arles y llevado ante el Concilio de Pisa, el cual le condenó a perpetuo silencio y encierro en el Monasterio de Clairvaux, del cual el célebre San Bernardo era abad. Pero Enrique supo escaparse pronto, llevado por su intenso deseo de proclamar la Buena Nueva al mayor número de almas posible. Se cree que la verdad del Evangelio que predicaba le ganó, en el mismo convento, amigos que le facilitaron la fuga. Pronto se le encontró predicando en Toulouse y su región, donde los Albigenses4 eran mayoría, y aunque él predicaba el evangelio puro y no las ideas albigenses, su oposición a Roma predispuso las gentes en su favor.

Fuentes: http://es.wikipedia.org/wiki/Paulicianos

http://lasteologias.wordpress.com/2008/11/30/los-paulicianos-y-sus-sucesores-doctrinales/

 

 

 

Comentarios

La Familia Internacional (Los Niños de Dios)

Publicado en 4 Octubre 2011 por EL BLOG DE JULIO (La Biblia y B.S.Parravicini) en sectas

Los Niños de Dios, también llamada "La Familia Internacional", es una secta de origen cristiano fundada en 1968 en los Estados Unidos.

Su fundador fue un pastor evangélico de nombre David Berg. La doctrina de la secta se basa en la interpretación que su líder (conocido como Moisés David o Padre Mo) hace de la Biblia. Muchos de sus primeros adeptos pertenecieron a la oleada hippie.

davidberg.jpg

Doctrina

Manejan varios preceptos cristianos como la Trinidad, Jesucristo como hijo de Dios, Eucaristía, Oración, etc.

Su predicación enseña el evangelio de Jesucristo, de manera revolucionaria. Tienen como finalidad hacer la "Revolución de Jesús", es decir, mediante centros, folletos, discos, propaganda llevar el mensaje del Evangelio a la juventud desilusionada del mundo.1

Adhieren a lo que llaman la "Ley del Amor", es decir, "amar a Dios y amar al prójimo como a nosotros mismos".2

A medida que el grupo crecía y se ampliaba por todo el mundo, hizo tan su mensaje de la salvación, del apocalipsis y de la "revolución espiritual" 

Su fundador

David Brandt Berg nació en Oakland, California, los EE.UU. De joven fue como su padre, ministro de Alianza Cristiana y Misionera. Después de su expulsión, se abocó a su propia organización, que ha cambiado de nombre a lo largo del tiempo: Niños de Dios, La familia de amor, La familia y por último, La Familia Internacional.

Tanto él como sus seguidores han vivido en forma secreta y reclusoria, y en varios países. Berg ha sido denunciado por abuso sexual en reiteradas ocasiones, incluso por miembros de su propia familia como sus hijas y nietas.

Escribió 3.000 artículos de tipo espiritual o práctico usados como objeto doctrinal, son conocidos como las cartas de Mo.

Finalmente murió en 1994, siendo enterrado en Portugal y posteriormente incinerado. Karen Zerby, su viuda, conduce actualmente la organización junto con Steven Douglas Kelly.

Organización

El liderazgo de está a cargo de:

  • Karen Zerby Elva,Cambió legalmente su nombre a Katherine Smith Rianna, el 4 de noviembre de 1997.

Alias:Karen Zerby Elva,Katherine Smith Rianna,María David, Maria Berg, María Fontaine, Mamá María, La reina María.

Jefe líder:

Alias: Steven Douglas Kelly, Christopher Smith, Peter Amsterdam, El rey Pedro.

Debajo de ellos, la gestión se divide en los Servicios Mundiales de Creaciones y cuidado de la familia de la Fundación. Cada región es dirigida por un equipo de Oficiales de Continente, cada equipo suele tener cinco a siete miembros. Las estructuras de gestión bajo el equipo de OC son más variables y sus miembros se cambian con frecuencia.

Durante los últimos 40 años La Familia Internacional ha distribuido más de 1000 millones de ejemplares de impresos del Evangelio en más de 61 idiomas, más de 2,2 millones de videos y 12,8 millones de casetes, discos compactos y DVD en más de 20 idiomas.3

La financiación está basada en el diezmo. Aunque aceptan apoyo financiero personal y empresarial.

Controversias

El movimiento ha sido objeto de polémica en la opinión pública en varias ocasiones a lo largo de su historia.

Ya en sus inicios se le adjudica la promoción sexual, pedofilia y problemas de índole social por sus características sectarias.

Más adelante las denuncias de abuso sexual a Berg, y sus profecías apocalípticas del fin del mundo.

Referencias

  1. Amatulli Valente, Flaviano (1994). Iglesia Católica y Diálogo Interreligioso II edición. Apóstoles de la Palabra. pp. 222;223.

  2. [1]Página oficial de La Familia Internacional
  3. http://www.thefamily.org/es/about/our-history/

 

Historia:

Inicialmente surgida al amparo de la 'Jesús Revolution', fue adquiriendo progresivamente un matiz sectario (anuncios del Fin del Mundo, técnicas de despersonalización de los adeptos, sumisión incondicional al dirigente de la secta, etc.) cuyas manifestaciones más escandalosas son la prostitución de los adeptos a favor de la secta y el tráfico de niños fruto de esta conducta.

Es considerada peligrosa por el Parlamento europeo y por los gobiernos de distintos Estados. Actualmente cuenta con un número de miembros en todo el mundo que oscila entre los 15.000 y 30.000.

Breve explicación de su doctrina:

Teológicamente, la secta ha ido experimentando un desarrollo no pequeño en su teología si la analizamos desde el punto de vista del cristianismo que dice profesar.

A semejanza de los Testigos de Jehová y de los Adventistas, niega la existencia del infierno y ha anunciado - erróneamente también - fechas relacionadas con el Fin del Mundo. Cree - como los Adventistas en relación a Ellen White y los Mormones con respecto a Joseph Smith - que los escritos de su profeta, Moisés David, son inspirados por Dios.

Niega la doctrina de la Trinidad y gusta de presentar al Espíritu Santo como una atractiva mujer semi-desnuda. Al igual que en el caso de otras sectas como Mormones, Adventistas del Séptimo Día y Testigos de Jehová, el espiritismo ha jugado un papel muy importante en sus orígenes si bien, en el caso de los Niños de Dios, esto no es ocultado sino reconocido.

Piensan que para salvarse basta con aceptar a Jesús, el Hijo de Dios, como el propio salvador, pidiéndole que entre en el corazón. Cristo es la respuesta a todos los problemas.

Con respecto al sexo, creen que no hay nada malo en él, que no hay que ser egoístas. El amor se demuestra mediante el sexo. Si se vive en pareja, se está siendo egoísta. Es muy bueno para conquistar adeptos.

Las iglesias no sirven pues han complicado el mensaje de Cristo.

Interpretan literalmente de la Biblia, no su mensaje.

Conclusión:

Esta secta es muy peligrosa. Ciertamente sacan del alcohol y de las drogas, pero por el otro lado los llevan a la más completa esclavitud, anulando por completo su personalidad.

Este es un caso en el cual la dignidad de la persona es aniquilada por completo, por lo que Los niños de Dios son incompatibles con la fe cristiana.

Bibliografía:

'Sectas y otras doctrinas en la actualidad', francisco Nieto, C.M, Conferencia del Episcopado Mexicano.

'Diálogo con los Protestantes', P. Flaviano Amatulli, Apóstoles de la Palabra

Comentarios

HERBALIFE: FALACIAS, APRIETES Y CONDUCTAS SECTARIAS

Publicado en 4 Octubre 2011 por EL BLOG DE JULIO (La Biblia y B.S.Parravicini) en sectas

HERBALIFE: FALACIAS, APRIETES Y CONDUCTAS SECTARIAS

 

 En la tarea periodística, muchas veces las investigaciones sobre determinados temas soliviantan el avispero. Esto bien puede aseverar Christian Sanz, quien desde hace un buen tiempo viene soportando el acoso por parte de miembros de la empresa Herbalife, que no soportan que sus trapitos sucios se ventilen al sol. En una conferencia realizada el viernes 22 en la Facultad de Ingeniería, el periodista reveló detalles no trascendidos de esta auténtica multinacional de la estafa: "Les pregunté a unos médicos si hay estudios científicos serios que avalen la afirmación de Herbalife que se puede bajar de peso, y me dijeron que es imposible la pretensión de una dosis universal porque los metabolismos son diferentes en cada persona. Hay vitaminas que son liposolubles, aseguraron éstos, que se eliminan a través de la grasa y que si se toman de más no son tan inocuas como aseguran en Herbalife. A esta altura habían admitido un montón de cosas que antes negaban, por ejemplo en lo relativo a la pérdida de peso. Incluso no podían decirlo, porque cuando uno entra a la sede de Herbalife en la calle Cabildo, hay un cuadro muy grande de su fundador Mark Hughes. Cuando llegué allí por primera vez, Horacio me aseguraba que ellos no hablaban de cómo bajar de peso rápidamente, pero vi ese cuadro y me llamó la atención un botón que Hughes ostentaba en su solapa. En él, que es el mismo que portan los vendedores de Herbalife, dice en inglés 'pierda peso ahora, pregúnteme cómo'. 
    Estos auténticos caraduras, a pesar de que fueron descubiertos, continuaban en sus trece: "Luego les conté acerca de unos testimonios que obtuve de vendedores, lo cual no puede ser refutado. Me acerqué a muchos de ellos haciéndome el interesado en consumir sus productos, y dijeron cosas impresionantes: ‘Herbalifecontrola el peso y corrige la cantidad de grasa y calorías que comés’, ‘Poca gente puede nombrar los 108 nutrientes básicos que su cuerpo necesita todos los días’, ‘Herbalife proporciona la cantidad suficiente de proteínas para que al bajar de peso, sólo se pierda grasa y nada de músculo. Incluso, con el programa se recupera todo el músculo perdido’. Esto es una cosa insólita, que no lo pueden probar. Cuando les pregunté a los médicos de esta firma si existían estudios científicos que avalaran estas afirmaciones, citaron unos estudios de una revista científica europea. Pero lo que encontré fueron sólo son investigaciones sobre suplementos dietarios en general. Los estudios referidos a Herbalifefueron realizados en universidades, no constituyen estudios científicos propiamente dichos. En emails que me mandaron, dicen cosas realmente impresionantes: '¿Qué hacemos cuando nos enfermamos? Vamos a una farmacia y compramos medicinas. El problema es que los medicamentos o fármacos no reemplazan a los nutrientes, y durante el tiempo que durás enfermo podés tomar todas las medicinas o fármacos del mundo y no te podrás curar.Porque vos no necesitás medicinas, si te querés curar tomáHerbalife'. Esto me lo afirmaron cincuenta tipos que no se conocen entre sí, y cuando le digo esto a Herbalife, me dicen: "nosotros no les damos esa letra". ¿Ah, no? ¿Transmisión de pensamiento entre todos? No sabemos. Otra irresponsabilidad verbal es: "Muchas enfermedades que se han considerado incurables, mejoran fácilmente con este programa". ¿Un suplemento dietario como éste puede curar el cáncer?. Recordemos, suplemento dietario. Esa es la palabra, algo que se toma y suple o complementa la comida. En otra parte ellos te dicen: "No escuche críticas ni opiniones negativas, muchos de tus conocidos, familiares y amigos tratarán de desanimarlo con críticas. Los ignorantes y los fracasados siempre saben poco y nada. Si tu médico no está de acuerdo en que tomes el producto Herbalife, no te preocupes. Normalmente los médicos no estudian alimentación ni nutrición, lo mejor que puedes hacer es tomar el producto con el fin de probarlo". Entonces le pregunté esto a una nutricionista costarricense, y me dijo que "un suplemento de pérdida de peso, como por ejemplo Herbalife, que indican que uno puede comer todo lo que desee y perder peso sin esfuerzo, probablemente no es nada cierto. En este momento no se sabe a ciencia cierta cuáles son los requerimientos dietarios de vitaminas y minerales. Se están reevaluando". Luego me dijo, "la siguiente es una lista de las vitaminas que consumidas en exceso pueden ser tóxicas: vitamina A, Niacina, D, Hierro y Acido Fólico". O sea que esto no es tan inocuo. Me terminó diciendo que "los suplementos no tienen componentes que los alimentos sí tienen, y que son beneficiosos. Los suplementos dietarios no son sustitutos de una buena nutrición. Estos pueden ayudar en algunos casos, sin embargo el mejor consejo siempre es: consuma una variedad de alimentos."
Varios especialistas, sostuvo Sanz, coincidieron en explicar la peligrosidad de seguirle la corriente a este verdadera secta comercial y citó opiniones de algunos especialistas, como Claudio Zin: "Herbalife se trata de una verdadera secta de vendedores del sistema horizontal casa por casa, el punto débil de ellos es la promesa contra los resultados". 
    Prosigue Sanz: "La misma especialista que me habló antes, dice que "mi opinión sobre Herbalife es que son productos que se toman únicamente con el fin de bajar de peso, pero que no hacen nada. No son efectivos científicamente y se venden sin regulación médica, cosa que puede ser contraproducente o peligroso para personas con problemas de salud."
    Hubo un encuentro de especialistas en nutrición en 1998, llamado Primer Consenso Latinoamericano de Obesidad, celebrado en Río de Janeiro. Esto fue levantado de La Nación. En él se citaron las terapias no recomendadas, y los productos elaborados en base de sustancias consideradas inútiles. Se cita a un montón de productos, y obviamente a Herbalife. Y aclara, "asimismo, se comentó que estos productos figuran documentados efectos secundarios y contraindicaciones"
    Hace un mes, el New York Times publicó un artículo donde hablaba en contra de los suplementos dietarios y sobre la ausencia de estudios científicos sobre estos: "Por ejemplo, se hacen pruebas con pocas docenas de sujetos y se publican en forma resumida en algún congreso o encuentro de organizaciones científicas o en revistas oscuras, dándole la base para afirmaciones como "clínicamente comprobado". 
    Luego está la publicidad, en la cual existen auténticas animaladas como esta: "Coma hasta que adelgace". Les consulté a los vendedores, sobre diferentes problemas de salud como por ejemplo hipertensión arterial, y ellos igual me querían encajar el producto a toda costa. 
    Estos "buenos muchachos", adoptaron procedimientos de convecimiento nada sutiles: "Me apretaron por e-mail y ayer recibí una bolsita con productos que me dejaron justo el día anterior a mi charla en la puerta de mi casa. ¿Cómo saben donde vivo?
    Tengo miles de testimonios de gente que laburó o labura ahí, y me dicen que es una secta, que inclusive apelan a técnicas de cuasi lavado de cerebro, que te vuelven loco por teléfono.
    Aprietan a la prensa, en el 95 Clarín sacó una cámara oculta contra ellos y hubo un tira y afloje impresionante. Luego, Herbalife sacó una solicitada salvando su buen nombre. Les preocupa mucho lo que se diga de ellos".
    Y vaya si les preocupa...

Fernando Paolella

ttp://www.periodicotribuna.com.ar/189-herbalife-falacias-aprietes-y-conductas-sectarias.html
Comentarios

Herbalife, Segundas partes sì son buenas!

Publicado en 4 Octubre 2011 por EL BLOG DE JULIO (La Biblia y B.S.Parravicini) en sectas

Herbalife: segundas partes sí son buenas

REVELACIONES CONTUNDENTES

 

Antes de comenzar la redacción de esta nota, debo aclarar que la presente es una de las investigaciones más cuidadosas que he realizado. Si bien, como periodista, uno siempre trata de manejarse con total rigor y escepticismo, las características de este artículo me han obligado a redoblar los cuidados habituales que solemos efectuar los hombres de prensa.

 

Aclaro que, cuando escribí mi primer artículo sobre el temaHerbalife hace más de dos años, no pensé que acarrearía tanto interés por parte de tantas personas. Y admito que nunca tuve en mente hacer un seguimiento del tema ni una segunda nota, pero las circunstancias me fueron llevando hacia ese terreno.

   Todo comenzó hace casi dos meses, cuando se comunicó conmigo un hombre al que llamaremos Horacio, quien se presentó como representante publicitario de Herbalife y se mostró preocupado por mi artículo, ya que, según su entender, yo me había equivocado en algunos conceptos. Acto seguido, me pidió que nos juntáramos a tomar un café y charlar sobre el tema.

   Unos días después nos encontramos en un bar y Horacio me planteó algunas de las preocupaciones que existían en la propia empresa –Herbalife- acerca de mi nota. Al mismo tiempo remarcó algunos supuestos errores cometidos por mí en el artículo y, a esos efectos, sacó un "machete" elaborado por la propia cúpula de Herbalife.

   Lo primero que puntualizó Horacio es que dicha empresa no aseguraba poder hacer "bajar de peso", sino "controlarlo". Eufemismos aparte, le expliqué de dónde nacía esa afirmación, lo cual será mostrado en el presente artículo.

   Luego hizo una observación sobre mi aseveración acerca de que la ingesta de Herbalife "no era inocua", afirmando que sí era inofensiva. Esto fue replicado –entre otros- con el argumento de que, al tener vitaminas que son liposolubles, es decir que se disuelven en grasa, Herbalife pierde todo tipo de inocuidad.

   Esa íntima charla derivó en un par de encuentros más y en dos visitas a la sede de Herbalife en esta Capital Federal a efectos de ser lo más objetivo posible en mi investigación.

   El resultado de lo indagado se presenta a continuación.


Promotores y detractores

   
Para comenzar la búsqueda de la verdad, quien escribe estas líneas se contactó con una veintena de vendedores de Herbalife. Uno de los primeros distribuidores que respondió a mi requerimiento –una mujer-, me aseguró que "Herbalife controla el peso y corrige la cantidad de grasa y calorías que comés (...) Poca gente puede nombrar los 108 nutrientes básicos que su cuerpo necesita todos los días, y es muy raro el que sabe la cantidad de cada uno de ellos y donde se encuentran".

   Cuando repliqué que la cantidad de nutrientes que el cuerpo necesita dependía de cada persona, la promotora dejó de responder a mis cuestionamientos.

   Asimismo, para comprobar si era cierto que la propia gente deHerbalife aseguraba poder "hacer bajar" de peso –lo cual es negado por la línea gerencial de la firma- pregunté a la citada vendedora y me respondió que el programa (Herbalife) "proporciona la cantidad suficiente de proteínas para que, al bajar de peso, sólo se pierda grasa y nada de músculo".

   Y por si fuera poco disparatado el comentario, agregó que "incluso,con el programa se recupera todo el músculo perdido", contradiciendo a las propias leyes de la biología.

   Por si no fuera suficiente la evidencia de que esta gente sí asegura hacer bajar de peso con los productos Herbalife, existe una foto de Mark Hughes, fundador del imperio, en la que porta un prendedor con la leyenda: "Lose weight now", lo cual puede traducirse textualmente como "pierda peso ahora". Dicha foto puede verse en la sede central de la firma.

   Siguiendo con los comentarios de los promotores, uno de ellos me aseguró por mail que "este programa proporciona la cantidad correcta de proteínas (...) lo primero que se nota es que el pelo deja de caerse". Cuando le pregunté si se basaba en algún estudio científico para avalar semejante comentario, el promotor dejó de escribirme. Una verdadera pena, ya que la alopecia es una patología que me afecta en lo personal.

   Una de las partes más graves de los comentarios de los vendedores deHerbalife es cuando hablan de enfermedades. Y es tan grave lo que sostienen que lo copiaré textual:

   "¿Qué hacemos cuando nos enfermamos? vamos a una farmacia y compramos medicinas. El problema es que los medicamentos o fármacos no reemplazan a los nutrientes (...) Y durante el tiempo que durás enfermo, podrás tomar todas las medicinas del mundo, pero no te podrán curar, porque no necesitás medicinas  , lo que necesitás son los nutrientes que te faltan".

   Pero por si no fuera sumamente irresponsable el comentario, los promotores agregan que "muchas enfermedades que se han considerado incurables mejoran fácilmente con este programa".

   Una persona que tiene una enfermedad incurable y lee esta declaración se sentiría realmente estafada si supiera que lo antedicho es totalmente falso.

   Es un hecho que los consejos de los promotores de Herbalife están bien alejados de los conocimientos médicos mínimos.

   Para demostrarlo sólo basta leer el siguiente comentario: "Si tu médico no esta de acuerdo en que tomes el producto (Herbalife), no te preocupes, normalmente los médicos no estudian alimentación ni nutrición (...) lo mejor que puedes hacer es tomar el producto  con el fin de probarlo".

   Asimismo, recomiendan que "No escuches críticas ni opiniones negativas. Muchos de tus conocidos, familiares y amigos tratarán de desanimarte con críticas y opiniones negativas (...) Los ignorantes y los fracasados siempre saben poco o nada pero critican mucho".

   En una de mis últimas averiguaciones del tema me contacté con un distribuidor del barrio de Once y le comenté que temía tomar Herbalifeporque tenía "problemas de hipertensión". La respuesta no se hizo esperar: el distribuidor -Gustavo P.- me aseguró que podía estar tranquilo y me comentó que Herbalife era lo más seguro que había (!), contradiciendo lo más elemental de la medicina básica.

   La empresa asegura que dichos comentarios son producto de la irresponsabilidad de los vendedores, deslindándose de toda culpa. Sin embargo, quien tiene la posibilidad de tener contacto con tantos distribuidores diferentes -como la tuve yo- podrá apreciar que no puede haber semejante casualidad de argumentos pronunciados por personas que no se conocen entre sí.

   Y otras sospechas se evaporan cuando uno lee la página 48 del manual de Herbalife, donde aconsejan cómo hacer "Seguimiento y solución de problemas". Entre tantas irresponsabilidades, uno puede leer cosas como la siguiente: Si un cliente se queja de Náuseas, hay que decirle que se asegure "de tomar las tabletas con batidos o comidas, no con el estómago vacío. Las náuseas también pueden ser un signo de desintoxicación".

   Respecto al dolor de cabeza, el manual dice que los mismos "pueden ser provocados por un bajo nivel de azúcar en la sangre o por deshidratación".

   Estos comentarios, en boca de vendedores que nada saben de nutrición o biología, son obviamente peligrosos.


No tan inocuo

   
Decía en una parte de mi anterior artículo que Herbalife miente al decir que sus productos son totalmente naturales e inofensivos, no conteniendo contraindicación alguna.

   Dicha aseveración fue confirmada por más de un profesional consultado: todos coinciden en afirmar que algunos componentes, más allá de que puedan ser naturales o no, debe ser ingeridos con suma precaución, ya que hay vitaminas y minerales que consumidos en exceso pueden ser tóxicos.

   Kathryn Von Saalfeld, Nutricionista de la Clínica de Nutrición von Saalfeld de Costa Rica aseguró a este periodista que: "un suplemento dietario es sólo un producto tomado oralmente que contiene un ‘ingrediente de la dieta’, en función de suplementar la dieta.

   Hay miles de suplementos dietarios en el mercado. Cuando compra un suplemento, tenga en cuenta que, si suena demasiado bueno para ser cierto, probablemente no lo es. Los consumidores deben estar alerta a productos que mencionan que sus efectos son ‘milagrosos’, ‘secretos’ y/o ‘sin esfuerzo’, ya que estas descripciones pueden ser fraudulentas.

   Por ejemplo, suplementos de pérdida de peso que indican que uno puede comer todo lo que desee y perder peso sin esfuerzo probablemente no son ciertos. También, sea cauteloso con suplementos que prometen tratar, prevenir o curar una cierta enfermedad.

   Asimismo, altas dosis de algunos suplementos dietarios pueden ser dañinos. Cualquier sustancia con actividad biológica consumida en exceso puede ser dañina. Los RDD's (requerimiento dietario diario) pueden servir como guía acerca de la cantidad de cada vitamina y mineral que una persona sana pueden consumir diariamente. Las RDD's están siendo reevaluadas para determinar si son adecuadas no sólo para prevenir deficiencias, sino también para prevenir enfermedades. La siguiente es una lista de las vitaminas y minerales que consumidas en exceso pueden ser tóxicas: Vitamina A, Niacina, Vitamina B6, Vitamina D, Hierro y Acido fólico".

   En el mismo sentido, la especialista costarricense asegura que "natural" no es sinónimo de "seguro": "al igual que todos los químicos, los nutrientes y extractos de plantas tomadas en dosis muy altas y en períodos largos pueden ser tóxicos. Algunas hierbas, como el gingko biloba, el ajo y la vitamina E, tienen como efecto secundario la interacción con medicamentos anticoagulantes".

   Finalmente, la citada Von Saalfeld asegura que "los suplementos no tienen otros componentes de los alimentos que pueden ser beneficiosos, así que no son un sustituto de una buena nutrición. Los suplementos pueden ayudar en algunos casos, sin embargo, el mejor consejo siempre es ‘consuma una variedad de alimentos’".

   Pero el negocio de Herbalife no se limita solamente a los suplementos dietarios. También comercializa productos de otro tipo, que asimismo suenan engañosos.

   Una publicidad de "Natural Salud" -fachada que promociona productos de Herbalife-, ofrece entre sus ofertas el Cell-u-loss, un compuesto que supuestamente ayuda a combatir la celulitis, no sin asegurar que "reduce la ansiedad y el apetito".

   No está de más aclarar que en investigación científica –palabra ajena a lo que hace Herbalife- no se ha descubierto aún producto alguno que solucione el problema de la celulitis.

   Otra de las panaceas que promociona "Natural Salud" es la infusión"Té Thermojetics", una bebida a base de hierbas que logra algo que la ciencia asegura es imposible: "quemar el exceso de grasas".


Opiniones de especialistas

   
La gama de consultas a especialistas de quien investigó este tema no sólo se ha circunscripto a la opinión de Von Saalfeld; también ha abarcado a una docena de profesionales de la salud en nutrición.

   Todos coinciden en asegurar que la manera de manejarse en la venta del producto es, por lo menos, irresponsable. Luego de eso, las críticas se diversifican de diferente manera.

   Claudio Zin, uno de los médicos más conocidos en el ambiente de la televisión y uno de los especialistas más solicitados para opinar en temas de salud por su vasto conocimiento en diversas áreas de la medicina, fue contundente cuando le pregunté su opinión acerca de Herbalife: "se trata de una verdadera ‘secta’ de vendedores del sistema horizontal, casa por casa (...) el punto débil es la promesa contra los resultados".

   Por su parte, la ya citada nutricionista Kathryn von Saalfeld asegura que "mi opinión sobre Herbalife es que son productos que se toman únicamente con el fin de bajar de peso, pero que no hacen nada por la modificación de hábitos y conductas alimenticias (...) en realidad no son tan efectivos científicamente como tal vez se quisiera. Y por ultimo, se venden sin regulación medica, cosa que puede también ser contraproducente o peligrosa para personas con problemas de salud".

   En realidad, para conocer acerca de la efectividad de Herbalife no hay que buscar demasiado lejos: en un artículo aparecido en diario La Naciónel día 18 de julio de 1999, llamado "La guerra de los kilos", la periodista Marina Gambier comenta las conclusiones a las que se arribó "en el Primer Consenso Latinoamericano de Obesidad, celebrado en Río de Janeiro en 1998, acerca de las terapias no recomendadas y los productos elaborados a base de sustancias consideradas inútiles y desprovistas de respaldo científico". En dicho Congreso se concluyó que, entre los productos que no sirven para bajar de peso, se encuentran: "ginkgo biloba, extracto de kava kava, citrim, picolinato de cromo (produce lesiones renales), café, garcina cambogias, HERBALIFE y DHEA, entre otros".

   Asimismo, se comentó que "de estos productos figuran documentados efectos secundarios y contraindicaciones".

   Casi cuatro años después, el 23 de junio de 2003, en el periódico New York Times apareció un artículo sobre la preocupación que hay en E.E.U.U. con respecto a la publicidad de los suplementos dietarios en general.

   En dicha nota se destaca la poca seriedad que tienen los estudios que avalan estos compuestos: "Por ejemplo, se hacen pruebas con pocas docenas de sujetos y se publican en forma resumida en algún encuentro o congreso de organizaciones científicas o en revistas oscuras, dándole la base para afirmaciones como ‘clínicamente comprobado’".


En primera persona

   
Si bien reservo bajo siete llaves los nombres de la mayoría de las personas que se animaron a darme su testimonio, voy a transcribir una experiencia de "Herbalife Chile", cuya lejanía preserva –medianamente- a quien me brindó su público testimonio. El nombre del ex promotor es Alejandro y su experiencia es la siguiente:

   "Que bueno que estés investigando este asunto de Herbalife. Yo me inscribí como distribuidor y viví de cerca todo este asunto. 

   Un día vi un aviso en el diario acerca de Herbalife y me fui a inscribir como distribuidor. Asistí a una charla donde me explicaron en que consistía el negocio y pagué al tiro una cuota de inscripción ($26.000 chilenos), con esto se obtiene un carnet, los manuales explicativos y una ración del "suplemento alimenticio", que te lo dan para que la uses tu mismo y la pruebes.

   Desde un principio la persona que me había metido en el negocio, el ‘patrocinador’, me incitaba a que yo usara el producto y me motivaba a comprar el resto de los productos del catálogo. Yo amablemente le dije que no creía que fuese necesario, ya que yo soy de contextura bastante delgado, pero era impresionante la forma en que insistían.

   Luego comenzaron con las reuniones de capacitación, que en un principio aseguraban que eran solo de vez en cuando, y gratuitas. Tiempo después me di cuenta que las reuniones eran prácticamente todos los días y ya no eran tan 'gratuitas', había que pagar entrada y costearse pasajes y alojamiento en el caso que fuesen fuera de la ciudad. Lo más molesto de todo esto como siempre era la insistencia por parte de los patrocinadores (el teléfono no paraba de sonar en todo el día, y no admitían un "no" como respuesta).

    Después de un tiempo, era tanta la insistencia, que yo terminé comprando un set de productos, pensando en venderlo después y así recuperar el dinero. Nunca los pude vender y el dinero que invertí simplemente lo perdí.

   Tuve que inventar un sinfin de excusas, para que me dejaran de llamar por teléfono y dejaran de insistir. A mi juicio, esto es un verdadero lavado de cerebro que le hacen a los distribuidores. Recién ahora, que me cambié de ciudad (por motivos de estudio) dejaron de llamarme y de insistir".

   Por si a alguno le quedaran dudas acerca de la manera de manejarse de la empresa, sólo basta leer el manual de Herbalife.

   Allí aparece con lujo de detalles ciertos manejos "extraños" que la compañía "sugiere" a los distribuidores independientes. Por ejemplo, en la página 7 del capítulo "Camino al éxito", se aconseja que "cuando le pregunten, cuente su historia de éxito en el control de peso o en la obtención de ingresos". De paso, en la misma página, los muchachos aprovechan para vender sus propios artículos a los revendedores, al proponerles que "usen (ellos mismos) los productos" de Herbalife.

   Como es sabido, otro de los curros que intentan los distribuidores al ver que sus ingresos no son los que esperaban por la venta de los productos, es el de "patrocinar" a otras personas a ingresar al "negocio". En la página 71 del mismo capítulo se enseña a automatizar las respuestas frente a los posibles comentarios negativos de los incautos. Si el "cliente" se siente incómodo o limitado, hay que mentirle: "con su extraordinaria personalidad estoy seguro de que no tendrá problemas..."

   El manual de Herbalife es tan elocuente en algunas de sus impresentables prácticas que en la solicitud para ingresar a la firma como distribuidor independiente, la cláusula Nº 4 obliga a que "durante el término de 3 años posteriores a la finalización del presente contrato, el distribuidor mantendrá en forma confidencial (...) sistemas de venta y distribución, información del negocio y literatura...".

   La primera parte de dicho compendio es un largo cuadernillo titulado "Bienvenido" y en él se muestran una docena de fotos de las famosas "antes y después" en las que se pueden apreciar algunas personas que supuestamente bajaron de peso a través de la ingesta de los productos de Herbalife. Uno realmente queda impresionado cuando observa el aparente contraste entre la primera imagen y la posterior.

   Esas mismas fotos son utilizadas -según consejo de la empresa- para ayudar a convencer a los posibles compradores de los productos.

   Sin embargo, cuando uno repasa la página 22 del manual "Camino al éxito", puede apreciarse la pequeña trampa utilizada por Herbalife para que las imágenes aparenten ser más elocuentes de lo que son. Bajo el título "Cómo tomar excelentes fotos ‘antes y después’", pueden leerse llamativas recomendaciones:

   "ANTES: Use poco maquillaje, pocas joyas y un peinado sencillo. Mire directamente a la cámara, con los pies juntos y los brazos a lo largo del cuerpo".

   "DESPUÉS: Luzca siempre una gran sonrisa. Levante los brazos, separándolos del cuerpo. Trate de mantener las piernas juntas. Esto da un efecto más elegante. Para aumentar el efecto, concentre su peso sobre una pierna... Una pose de perfil resalta su figura"

   Por si esto fuera poco, la empresa aconseja: "Si usa un fotógrafo profesional, pídale sugerencias para la iluminación y poses favorecedoras de su figura".

   Herbalife 
sabe que la imagen es una de las armas más poderosas a la hora de vender y eso es lo que puntualiza en la página 8 del mismo manual: "No existe instrumento más poderoso que las historias de éxito..."

   Eso sí, al pie de cada una de las fotos que se ofrecen para publicitar el "antes y después" puede leerse -obviamente en letra pequeña- que "los testimonios de control de peso publicados no son típicos ni garantizan su propio control de peso".

   A pesar de eso, uno tiene que soportar falaces promociones como la que puede verse en la zona de Pacheco donde hay infinidad de carteles conteniendo una de las famosas fotos del manual de Herbalife con la siguiente leyenda: Coma hasta que adelgace.


Hablando con los capos

   
Contaba al principio de esta nota que las primeras inquietudes por mi anterior artículo sobre Herbalife nacieron por parte de una persona que está vinculada publicitariamente con dicha empresa. Este buen hombre –Horacio- me advirtió desde un principio acerca de los peligros de meterse con una firma de tamaña importancia e igual susceptibilidad.

   En uno de sus primeros mensajes, Horacio me aseguró que la firmaHerbalife estaba "muy preocupada con el tema y quiere encontrar los caminos para demostrarte la pulcritud de sus procedimientos". Pero esas entendibles palabras trocaron en seguida en una oscura "sugerencia": "Lo que puedo adelantarte, es que Herbalife pondrá todos los recursos (prensa, legales, profesionales, científicos) a su alcance como para generar una buena imagen en sus mercados y detener comunicaciones contrarias y/o demostrar por lo que entiende es su verdad".

   Ante tamaña advertencia, pedí a Horacio que me contactara con la cúpula de Herbalife, ya que me parecía que el tema se había puesto más delicado de lo que merecía. Dos semanas más tarde estaba parado frente a Felipe Alonso, gerente general de la empresa en nuestro país.

   En dicha reunión se me aseguró una y mil veces que los productos de la empresa estaban aprobados por la ANMAT y que nunca habían tenido problemas legales. Si bien jamás objeté el hecho de que estuvieran aprobados o no, descubrí que los preparados de Herbalife estaban aprobados sólo como suplementos dietarios, no como productos para controlar el peso.

   Más allá de la cordialidad con la que fui atendido, aquel día no pude lograr despejar la mayoría de mis dudas, por lo cual –y para no parecer tan dogmático-, pedí una nueva entrevista, esta vez con la presencia de algún profesional de la salud perteneciente a la firma. Esa segundo encuentro me fue concedido el día 23 de mayo de 2003, donde pude ser parte de una conferencia a distancia con dos de los médicos consultores de la firma: David Heber y Jaime Mc Manus.

   La charla transitó entre los beneficios de los suplementos dietarios, los vicios de la alimentación y algunas particularidades de los productosHerbalife. Ambos especialistas coincidieron en que no hacía falta examinar el metabolismo de los clientes antes de consumir los productos citados, agregando que, a pesar de las diferencias metabólicas de las personas, "cada cuerpo se va ajustando". Afirmación que posteriormente fue refutada por más de un especialista en nutrición.

   Durante el transcurso de la charla pregunté si estaba bien vender suplementos dietarios bajo argumento de que son productos para bajar de peso, lo cual fue respondido recién la segunda vez que indagué sobre el tema. El Dr. Heber, lejos de satisfacer mi duda, hizo un repaso de la mala alimentación y las propiedades de los alimentos. Finalmente confesó que los suplementos son "válidos como complemento para ayudar".

   En la última parte de la reunión, cuando indagué sobre la posibilidad de que hubiera algún estudio científico que respaldara las afirmaciones sobre las bondades de los productos de la empresa, la Dra. Mc Manus me aseguró que se habían sido publicados varios en la revista European Journal of Clinical Nutricion. Lo que omitió decirme la médica foránea es que dichas investigaciones eran revisiones de otros estudios anteriores y que no demostraban de manera alguna que los productos deHerbalife ayudaran a bajar de peso.

   Es más, algunos de esos estudios son simplemente indagaciones de ámbito universitario, no científico.


La historia de Cenicienta

   
Si hay una persona que es virtualmente venerada por la estructura completa de Herbalife y sobre la cual se tejen las más increíbles historias, ese es Mark Hughes, el verdadero creador de los productos y sistema de ventas de la empresa.

   A todo nuevo distribuidor que comienza en el negocio, se le asegura que Hughes es un visionario apasionado por la nutrición y el control de peso que, después de experimentar una tragedia personal -supuestamente su madre falleció a los 36 años luego de que su salud se deteriorara a causa de probar diversas dietas para bajar de peso sumado a una sobredosis de pastillas recetadas- decidió investigar y revolucionar el mercado de los suplementos alimentarios.

   La leyenda dice que "desde entonces, Mark dedicó su vida a ayudar a la gente a través de la buena nutrición (...) Mark conoció al Dr. Bruce Halsted, un médico de renombre mundial de Los Angeles, California. Al enterarse del interés que tenía Mark por la buena nutrición y el control de peso seguro, el Dr. Halsted lo invitó a un simposio sobre hierbas chinas. Mark visitó China y se convenció que, al combinar los antiguos conocimientos herbarios con la tecnología moderna más avanzada, podría crear los productos nutricionales y de control de peso más innovadores y efectivos del mundo".

   Sin embargo, la novelesca historia de Hughes es solamente otra de las tantas mentiras de Herbalife. El creador del imperio de los suplementos, que falleció hace apenas tres años en un confuso episodio, era sólo un obsesivo por el dinero y su apariencia pública.

   Hughes ha llegado a ser extremadamente rico en su corta carrera: poseía mansiones en las Colinas de Beverly, Malibu y Maui, y planeaba construir una verdadera fortaleza en una cumbre sobre el Cañón de Benedicto.

   Para sus acólitos –miles y miles de distribuidores en el mundo-, él es la prueba de que el arte de vender, el trabajo dedicado y una creencia en su producto pueden hacer de cualquier persona un verdadero millonario.

   Pero a pesar de su gran hazaña de éxito y su autoproclamada satisfacción con su propia persona, la vida de Hughes llegó tristemente a su fin a mediados del año 2000 en un hecho que la propia empresaHerbalife intenta ocultar.

   Todo sucedió el día de la celebración del cumpleaños de su abuela maternal. Terminado el festejo y, luego de tomar vino blanco y fumar un habano, Hughes fue descubierto por su cuarta esposa, Darcy LaPier, tirado en el dormitorio magistral vestido con una camiseta negra y calzoncillos negros. Junto a los guardias de seguridad, Darcy intentó hacerle resucitación cardiopulmonar sin suerte.

   La oficina de investigación del Condado de Los Angeles concluyó que Mark murió de una combinación tóxica de alcohol y Doxepinun antidepresivo. Un fuerte golpe para aquellos que pensaban que el creador de Herbalife era un hombre exitoso y feliz.

   La muerte se caratuló como accidente y rememoró el misterioso fallecimiento por drogas sufrido por la madre de Hughes 25 años antes.

   La verdadera historia terminó siendo muy triste: la de un hombre que creció entre el abuso de la discordia y de la droga y que, cuando se hizo adulto, inventó una versión mítica de su pasado para decorar la verdadera historia de Herbalife. Es también la historia de cómo Mark Hughes, el super vendedor, llegó a ser preso de su propia imagen pública.

   Respecto a su madre, Mark Hughes siempre aseguró –mintió- que había muerto por tomar medicación para bajar de peso y que eso lo había llevado a investigar en temas de nutrición. "Mi mamá siempre trataba alguna clase de dieta" asegura en el video de una reunión hecha en 1985 que se transcribió como parte de un artículo de revista. "Eventualmente ella fue al médico a obtener ayuda, y él le prescribió Dexamyl. Después que varios años de usarlo, terminó teniendo que tomar píldoras para dormir. Y después que varios años de hacer eso, su cuerpo comenzó a empeorar. Ahí, ella empezó a ver a cuatro o cinco doctores. Yo tenía 19 años de edad cuando ella murió de una sobredosis".

   La verdadera historia era mucho más compleja: Jo Ann Hughes era adicta a antidepresivos, no a drogas para hacer dieta.

   Stuard Hartman, quien crió a Mark Hughes desde pequeño niega que Jo Ann, su madre, haya tenido problemas del peso. "Esta historia no es verdad. Ella era adicta a tomar píldoras como Darvon y Percodan, que nunca se han prescrito para la pérdida del peso".

   Por su parte, Mark ya experimentaba desde temprana edad con alcohol y drogas. Todo esto según un amigo de la infancia, que recordó verlo en esas épocas "completamente fuera de control".

   En 1985, con Herbalife en pleno crecimiento, Hughes atrajo la atención de algunos funcionarios del gobierno que lo acusaban de agregar cafeína a algunos de los productos que vendía y aseguraban que el funcionamiento del esquema de ventas de los mismos era del tipo"cadena sin fin".

   Al mismo tiempo y empujado por las quejas que alegaban algunos usuarios de productos Herbalife -algunos denunciaban haberse enfermado y otros la muerte de familiares-, un subcomité del senado de Estados Unidos llamó a Hughes a una audiencia en mayo del mismo año. Eran días en los que Herbalife aparecía constantemente en las noticias.

   Finalmente, Hughes salió airoso de las acusaciones pero esas denuncias quedaron flotando hasta el día de hoy en el imaginario popular.


Concluyendo

   
Una empresa que capta a sus distribuidores de manera similar a una secta evangelista, que miente en varias de sus afirmaciones, que impulsa a ejercer prácticas de dudosa ética para vender sus productos, que no presta importancia a los posibles efectos colaterales de la sobreingesta de sus compuestos y que no controla que sus propios distribuidores paguen los impuestos pertinentes, es un peligro latente que no debe pasar desapercibido por los organismos de control correspondientes ni por la sociedad en general.

   Una empresa así constituye una bomba de tiempo que puede hacer explosión en el momento menos pensado.

   Y dejando graves secuelas a su paso...

Christian Sanz
Twitter: @cesanz1

Fuentes:

-Diario La Nación

-Diario Clarín

-Manual interno de Herbalife

-Diario New York Times

-Publicidades vendedores Herbalife

-Entrevistas varias con distribuidores Herbalife

-Entrevistas varias con profesionales de la salud

 

Comentarios
1 2 > >>