Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El blog de JULIO

Blog de Difusion de La Obra Profetica de Benjamin Solari Parravicini y Otros Profetas

En la Ciudad de Los Extraterrestres

Publicado en 3 Noviembre 2011 por EL BLOG DE JULIO (La Biblia y B.S.Parravicini) in Articulos Periodisticos

CAPILLA DEL MONTE, Córdoba.- Los turistas que escalan las alturas de la sierra del Pajarillo, con el Uritorco incluido, no suelen reparar en la mejor de las historias locales. Esa que asegura que debajo de sus pies se oculta ERKS, una ciudad subterránea habitada por extraterrestres.

La historia viene a cuento porque, como informó La Nación en su edición de ayer, hay dos jueces penales de la ciudad bonaerense de San Isidro que le han puesto los ojos a las actividades de una supuesta secta interesada en las actividades de alienígenas.

Mientras esto ocurre en Buenos Aires, aquí, en Córdoba, el Uritorco atrae a miles de curiosos por el fenómeno OVNI. Y por sus historias paralelas.

"La ciudad perdida es invisible a las miradas indiscretas, pero se materializa cuando se pronuncia una serie de palabras sólo conocida por el encargado de invocar el misterio", dijo a La Nación don Ramón Verón, un riojano octogenario que se radicó en los faldeos del Uritorco en 1939, meses antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

¿Cómo encontrar la mítica ERKS -el nombre surge de las iniciales de Encuentro de Remanentes del Kosmos Sideral- si es invisible a los ojos? Para aproximarse a su hermética ubicación intraterrena hay que acceder a la quebrada de la Luna, distante unos 14 kilómetros de Capilla del Monte y 4 de la ruta nacional 38.

Allí se yergue la mole rojiza y pétrea del complejo Los Terrones, formación rocosa erosionada por los vientos que dieron a sus alturas caprichosas formas que atraen anualmente a decenas de miles de visitantes.

El baqueano Verón, cuyos hijos y nietos explotan Los Terrones, explicó que la puerta de acceso a ERKS está situada justo en el centro de un energético triángulo imaginario que surge de unir la cima del Uritorco, el cerro Colchoquí (en la vecina localidad de Ongamira) y la quebrada de la Luna.

No fue lejos de allí que, en 1986, aparecieron rastros comprobados del aterrizaje de un OVNI de gigantescas dimensiones. Varios habitantes de Capilla del Monte dijeron haber advertido en las cercanías del Uritorco luces de diferentes colores que surcaban el cielo a gran velocidad.

Don Verón no es una persona rústica:ejerció la docencia en esta comarca durante 40 años y es un historiador aficionado de las culturas indígenas que florecieron en el valle de Punilla desde hace miles de años.

MISTERIOSO ASESINATO

Cauto y reposado, a sus 82 años el hombre advirtió que para abordar estos temas hay que hacerlo con mucho tacto y respeto. Confesó no haber tenido contacto con seres de otros mundos, pero admitió "haber sentido manifestaciones" que lo hicieron cambiar de opinión en muchos temas en los que se consideraba un escéptico.

"A veces uno no está preparado para ver. A mí me guió el doctor Angel Cristo Acoglanis, un hombre generoso", recordó don Verón.

Acoglanis -conocido por los iniciados como Sarumah- había pasado su vida entre la medicina y el estudio de las comunicaciones interplanetarias. Visitaba estas tierras con inusitada frecuencia hasta que fue asesinado por un hermano del empresario peronista Jorge Antonio, el 19 de abril de 1989.

Don Ramón habla con naturalidad sobre el tema esotérico. Sabe, sin embargo, que provoca asombro en sus interlocutores. "Claro que vi luces por acá. Destellos de diferentes colores que van muy rápido, como si fueran tubos fluorescentes con dos acoples en las puntas, como langostas que vuelan con las patas recogidas", describió.

Según Verón, las luces, supuestas naves marcianas, suelen observarse "a la oración", cuando el día se mezcla con la noche. "Hacen movimientos ondulantes por el cielo de Los Terrones y, en determinado momento, cuando están cerca de la Sierra del Pajarillo, dan un vuelco y se pierden de vista."

Los detractores de don Ramón dicen que ERKS es sólo parte de su imaginación, un discurso para promocionar el turismo. Otros, menos escrupulosos, consideran directamente que el hombre enloqueció.

Verón conversa con La Nación , pero de repente se estremece y señala con su diestra sarmentosa la tierra sobre la que se apoya el cronista: "Puedo sentir la presencia de Sarumah en este momento. Reconozco sus vibraciones Algo debe querer decirme, pero... voy a esperar a que usted se vaya", concluyó el enigmático guardián de ERKS.

EL CRIMEN QUE GENERÓ TODO UN MITO

CAPILLA DEL MONTE.- A las 10.30 del 19 de abril de 1989, Rubén Antonio (59) se presentó en el consultorio de su íntimo amigo Angel Cristo Acoglanis (63), en Callao 1541 y, sin mediar palabra, lo mató de siete balazos. El matador, hermano de Jorge Antonio, el financista de Juan Perón, se presentó luego en la comisaría 17a. y declaró: "Acabo de matar a un brujo y me siento muy aliviado".

Tina, secretaria de Acoglanis, declararía después que ante su amigo, apuntándole con un pistolón, la víctima sólo atinó a exclamar: "¡No lo hagas, Negro, no lo hagas!" La entonces jueza penal María Servini de Cubría absolvió a Antonio, meses después, por insanía; por su celeridad, el procedimiento despertó sospechas dada la vinculación del imputado con el gobierno menemista.

El por qué del crimen nunca fue explicado cabalmente. Tras permanecer internado en una clínica psiquiátrica, Antonio se suicidó arrrojándose desde la terraza de un edificio en Belgrano, a cuatro años de la violenta muerte de Sarumah, como llamaban sus seguidores al misterioso Acoglanis.

De éste se sabe que nació en Grecia en 1925 y que llegó a la Argentina en 1950, con un improbable título de médico que nunca revalidó y después de haber estudiado en el Tibet técnicas de imposición de las manos. Acoglanis viajaba a la sierra del Pajarillo y en el valle de los Espíritus encabezaba ceremonias nocturnas, salmodiando himnos paganos en sánscrito, la lengua de los antiguos lamas.

En noches de luna llena, los iniciados rezan una extraña plegaria junto a los portales de ERKS o dejan flores silvestres en la tumba de Sarumah, en el sencillo camposanto de Capilla del Monte, donde una chapa de bronce reza: "En la luz y en el amor, siempre". .

Alejandro Di Lázzaro 
(Enviado especial)

 

http://www.lanacion.com.ar/88512-en-la-ciudad-de-los-extraterrestres

 

Comentar este post