28 octubre 2011 5 28 /10 /octubre /2011 00:57

EL LEGADO ETRUSCO

...............................

 

por José Alvarez López

 

Es bien conocida la tradición de que los primeros cristianos perseguidos por los Edictos de los emperadores romanos, tuvieron que refugiarse en las “catacumbas” o cementerios romano-etruscos. También aparecen en la iconografía cristiana de los primeros tiempos numerosas representaciones de Jesús y los doce Apóstoles que habrían sido pintadas por los cristianos en dichas catacumbas y constituirían por su calidad artística, parte del acervo cultural del cristianismo primigenio.

 

La investigación arqueológica de la “Etruscología” ha permitido establecer que no se trataba de pinturas cristianas, sino etruscas, que no se trataba de Jesucristo y sus doce Apóstoles, sino del “Dios Tinia y los Doce Lucumones”. Que las catacumbas no fueron propiamente cementerios romanos, sino, originariamente, templos subterráneos etruscos donde se había adorado a un telúrico, Tinia y al niño sabio Tages, hijo de una virgen ctónica. 

 

A raíz de estos contactos entre dos iglesias en un mismo sitio (cristiana y etrusca) se introdujeron en el cristianismo incipiente, elementos etruscos, entre los cuales sobresale este culto de la “Virgen y el Niño” (tema recurrente en la religión etrusca), cuyas imágenes coronadas aparecen con profusión en las iglesias del Medioevo europeo. Resáltese que las testas divinas coronadas pertenecen al mundo clásico, en el caso etrusco a la reina del mundo “Madre Primordial y su hijo Tages”, lo que se diferencia mucho al mensaje evangélico de una aldeana pobre (María) y el hijo de un carpintero. El mensaje evangélico fue, precisamente, pensar en los desposeídos.

 

Este contacto tan particular se produjo en las catacumbas, que eran templos etruscos, y muchas de estas imágenes llegaron a manos de los feligreses cristianos algunas veces con el nombre de “Vírgenes Negras”, que fueron encontradas durante la violación de los cientos de tumbas etruscas que enriquecieron a tantos europeos e influenciaron su arte y su literatura.

 

Esta estatuaria hace “pendent” con las tradiciones de la infancia de Jesús, a las que corresponden decenas de “Evangelios Apócrifos”, todos los cuales narran las más variadas aventuras de un “enfant terrible”, entre las cuales se destaca la sabiduría del Niño Dios que ilustra a los doctores. En la leyenda del niño sabio “Tages” —hijo de la Madre Tierra— que nacido en el surco que ara un labrador, sorprende a los doctores “Arúspices” con su sabiduría. Lamentablemente, en la selección que se hizo de los Apócrifos (de allí su nombre pues sabíase en el primer tiempo que era una herencia etrusca derivada de su contacto en las catacumbas de Roma) para su introducción en el Canon, se omitieron pasajes de gran contenido artístico, aunque aparecen graficadas en iglesias medioevales. 

 

Como por ejemplo sí hallamos, el episodio de Tages y las palomitas, del cual tenemos numerosas representaciones y relieves etruscos y que aparece en varios apócrifos. También como nota especial vemos el papel preponderante que juega José en la infancia de Jesús, dentro de los apócrifos (muy distinto al casi nulo de los evangelios sinópticos), transformado allí de carpintero en ceramista, profesión particularmente etrusca, donde dicho arte alcanzó proporciones sorprendentes con terracotas del tamaño natural. Solamente el “ejército chino de terracota” se le puede comparar. 

 

Y, finalmente, el Evangelio Apócrifo donde Jesús nace en una cueva como Tages (partiendo la tierra, su reina madre en el mito etrusco) con ángeles tocando trompetas y campesinos en derredor. El “Pesebre de Navidad” completo, o “Belén”, rodeado por músicos que fueron la mayor característica de la cultura etrusca (lo leemos en Séneca) y que heredará Italia. Todo este cuadro del pesebre navideño que recrea la atmósfera etrusca en detalle, es reproducido en las catedrales y capillas, tanto como en los célebres “nascimentos” de Fra Angélico.

 

A estos ángeles buenos (en la iconografía del medioevo) se sumaban otros malos, no menos etruscos, como los demonios alados que también poblaban el Panteón Etrusco. El antecedente trinitario de la tradición católica tiene mucho que ver también, con la tradición etrusca en la que, como centro del Panteón, aparece la trilogía divina... 

 

TINIA—MENVRA—UNI

 

Esto es, Tinia y sus dos esposas. Menvra es Minerva y Uni es Juno. En el preislamismo su dios central Allah tenía asimismo dos esposas a cada lado, una era Diosa Destino y la otra Diosa Fortuna. El islamismo ha conservado ambos conceptos desdivinizándolos, como bienes y castigos de Allah.

 

 

 

 

 

 

 

Compartir este post

Published by EL BLOG DE JULIO (La Biblia y B.S.Parravicini) - en Prof Alvarez Lopez
Comenta este artículo

Comentarios

Buscar

Profetas Argentinos

hugo-wast.jpg

sexto-sello.jpg

juana-tabor-666.jpg

1235344_10201179822890808_416500368_n.jpg

dibujos-profeticos-2.jpg

dibujos-profeticos-3.jpg

dibujos-profeticos.jpg

 

Compartir este blog Facebook Twitter Google+ Pinterest
Seguir este blog