Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El blog de JULIO

Blog de Difusion de La Obra Profetica de Benjamin Solari Parravicini y Otros Profetas

Benjamin Solari Parravicini - El Hombre Electrico y Matemàtico -

Publicado en 28 Julio 2012 por EL BLOG DE JULIO (La Biblia y B.S.Parravicini) in psicografias

Hoy les traigo una texto Epigràfico de la Revista Conocimiento de la Nueva Era del 67, acompañado de una ilustraciòn que habla de un tema bastante interesante que en primera instancia pensè que me serìa bastante dificil demostrarlo Biblicamente, sin embargo, por esas cosas que Dios solamente sabe porquè las hace, me remitì casi sin saber porquè lo hacìa a leer un Apòcrifo (Libro II Secretos de Henoc). Y allì encontrè las respuestas que estaba buscando.

Lo que me sigue dando pauta y razòn de la inspiraciòn Biblica de Parravicini en el conjunto de su Obra y tomando como Biblia a TODOS  los textos antiguos que de una forma u otra se relacionan con la Biblia que actualmente conocemos.

Pero veamos el Epìgrafe:

 

 

Varios datos interesantes nos entrega el texto y en cuanto comencemos a desarrollar el Libro Secreto de Henoc, veremos como se van uniendo los datos para que tengamos un panorama mas amplio de la cuestiòn.

Aqui el texto habla del Hombre de una Civilizaciòn anterior a la Creaciòn actuàl. Deduzco que ese hombre por ser "electrico" era igual a los Angeles que conocemos hoy, y a la vista està que esa civilizaciòn era superior, puès las que vinieron despuès decayeron en calidad digamos, con las rebeliones y las posteriores caidas de esos Angeles. Un hecho bastante conocido es la historia de los nefilims que dice la biblia cuando se cruzaron con las hijas de los hombres. Su estatus de entidades superiores cayeron con esa mezcla.

Ahora bien. Esto nos serìa nada nuevo si en realidad el mismo Henoc no nos entregara los datos que estaba buscando relacionados con las matemàticas y es asi que de todo el texto puedo extraer algunos parrafos de muestra y les dejo un archivo para que puedan descargar el libro en formato word y leerlo por ustedes mismos, porque realmente es un libro que leyendolo tranquilamente y sin apuros, ofrece una informaciòn muy valiosa de las cosas que se manejan en el cielo.

Capítulo 6

 

1 Entonces me cogieron aquellos hombres y me llevaron hasta el cuarto cielo, donde me hicieron ver el recorrido, desplazamientos y toda la irradiación de luz así del sol como de la luna.

2 Y pude medir sus trayectorias y cotejar su resplandor, comprobando que el sol tiene un haz de luz siete veces más intenso que el de la luna.

3 Vi también sus órbitas y los carros en que ambos son transportados, que avanzan como el viento a una velocidad vertiginosa y giran noche y día sin descanso.

4 Hay asimismo cuatro estrellas de primera magnitud a la derecha del carro del sol, cada una de las cuales tiene bajo sus órdenes mil estrellas, y otras cuatro a la izquierda, cada una de las cuales tiene igualmente mil estrellas a sus órdenes, haciendo un total de ocho mil estrellas, que acompañan al sol continuamente.

5 De día conducen el carro quince miríadas de ángeles y de noche mil ángeles. Ángeles hexaptérigos preceden al carro, mientras que un centenar de espíritus celestes se encargan de darles fuego.

6 Y hay espíritus volantes que tienen el aspecto de dos pájaros, uno parecido al fénix y otro semejante al calcedrio, ambos con cara de león y pies, cola y cabeza de cocodrilo; son como de color purpúreo, igual que el arco iris de las nubes; su tamaño es de novecientas medidas; sus alas son de ángeles, correspondiendo doce a cada uno. Estos son los que arrastran la carroza del sol –trayendo consigo el rocío y el calor–

7 y, siguiendo las órdenes del Señor, (lo) hacen girar y él se pone y sale de nuevo entre el cielo y la tierra con el fulgor de sus rayos.

8 Entonces me llevaron los dos varones a la parte oriental de este cielo y me enseñaron las puertas por las que sale el sol a su debido tiempo, de acuerdo con las circunvoluciones de la luna a lo largo del año y con arreglo a la cifra del calendario de día y de noche.

9 Y vi seis puertas grandes, abiertas, cada una de las cuales medía sesenta y un estadios y cuarto. No sin haber tomado medida escrupulosamente, pude apreciar tal magnitud, que corresponde a las puertas por las que el sol sale, avanza hacia el ocaso, se equilibra y entra en todos los meses.

10 Por la puerta primera sale cuarenta y dos días, por la segunda treinta y cinco, por la tercera treinta y cinco, por la cuarta treinta y cinco, por la quinta treinta y cinco, y por la sexta cuarenta y dos. Luego vuelve atrás –partiendo de la sexta puerta a medida que pasa el tiempo– y entra por la quinta puerta treinta y cinco días, por la cuarta treinta y cinco, por la tercera treinta y cinco, por la segunda treinta y cinco. Y así terminan los días del año al ritmo de las cuatro estaciones.

11 De nuevo me llevaron aquellos varones a la parte occidental del cielo y me mostraron seis grandes puertas, abiertas y situadas frente por frente en la misma disposición que las de la parte oriental. Por ellas se pone el sol de acuerdo con el cómputo de trescientos sesenta y cinco días y cuarto, y de esta manera, a través de las puertas occidentales, llega el sol a su ocaso.

12 Cuando éste sale de las puertas occidentales, cuatrocientos ángeles le quitan su corona y se la llevan al Señor, haciéndole girar juntamente con su carroza, con lo que el sol se queda sin luz las siete horas de la noche.

13 Y a la hora octava de la noche traen los ángeles –cuatrocientos– la corona y se la ponen de nuevo.

14 Entonces los elementos llamados fénix y calcedrio entonan un cántico, por lo que todas las aves agitan sus alas en señal de júbilo al Dador de la luz y cantan así:

15 «Está llegando el Dador de la luz para dársela a su creación».

16 Y me enseñaron el cómputo de la trayectoria del sol y las puertas por donde entra y sale.

17 Estas son las grandes puertas que Dios hizo (como) calendario del año; por esta razón el sol es un objeto grandioso de la creación.

18 Otro cómputo referente a la luna me mostraron aquellos varones: todas sus trayectorias y circunvoluciones, así como las doce puertas grandes y eternas del lado oriental, por las que entra y sale la luna en el tiempo habitual.

19 Por la primera (puerta) entra exactamente treinta y un días en la zona solar, por la segunda exactamente treinta y cinco días, por la tercera exactamente treinta días, por la cuarta exactamente treinta días, por la quinta treinta y un días de manera excepcional, por la sexta exactamente treinta y un días, por la séptima exactamente treinta días, por la octava treinta y un días de manera excepcional, por la novena treinta y un días exactamente, por la décima treinta días exactamente, por la undécima treinta y un días exactamente y por la duodécima veintidós días exactamente.

20 Y de la misma manera por las puertas occidentales –en correspondencia con el circuito y el número de las puertas orientales– marcha y cumple el año día tras día.

21 El año solar consta de trescientos sesenta y cinco días y un cuarto, mientras que el lunar tiene trescientos cincuenta y cuatro, que hacen doce meses. Contando a veintinueve días por mes, le faltan once días con relación al ciclo solar, que son las epactas de la luna. Este gran ciclo comprende quinientos treinta y dos años.

22 En cuartos marcha durante tres años, el cuarto (año) lo cumple exactamente: ésta es la razón por la que (los cuartos) no entran en cuenta –fuera del firmamento– tres años consecutivos y por la que no son añadidos al número de los días, ya que ellos cambian los tiempos del año, dos nuevos meses de plenilunio y otros dos de cuarto menguante.

23 Y cuando se han acabado las puertas occidentales, da la vuelta y pasa a las orientales con su luz.

24 Y así marcha ella día y noche por los círculos celestes, por debajo de las restantes órbitas, más rauda que el viento del cielo.

 

Aqui Henoc detalla en los instantes anteriores a la creaciòn - lo corrobora el mismo libro en capitulos posteriores donde Dios mismo explica la creaciòn - como era el orden matemàtico dados a los astros, las estaciones, los años, los meses, los dos calendarios que luego se utilizaron, sea el solar o el lunar y una gran cantidad de detalles.

Asi es como mientras leìa me dije a mi mismo, he leìdo al profesor Alvarez Lopez referirse a una persona que determino mediante una ley matemàtica, el orden del sistema solar, en el año 1766:

La ley la descubrió en 1766 Johann Daniel Titius y se la atribuyó en 1772 el director del Observatorio de Berlín, Johann Elert Bode; de ahí el nombre. Sin embargo, algunos dicen que el primero en proponerla fue Christian Wolff en 1724.

El descubrimiento de Urano por William Herschel en 1781, que estaba a 19,18 UA, no hizo más que confirmar la ley publicada solo tres años antes y llevó a que en el quinto lugar a 2,8 UA faltara un planeta. En el congreso astronómico que tuvo lugar en Gotha, Alemania, en 1796, el francés Joseph Lalande recomendó su búsqueda. Entre cinco astrónomos se repartieron el zodiaco en la búsqueda del quinto planeta y finalmente el 1 de enero de 1801, en el Observatorio de Palermo el monje Giuseppe Piazzi, que no pertenecía a la comisión de búsqueda, descubrió Ceres, el primero de los asteroides. El día 3 de enero el cuerpo se había desplazado un tercio de luna hacia el oeste. Hasta el 24 no publicó su descubrimiento, creyendo que era un cometa. Carl Friedrich Gauss, que llegó a ser un gran matemático, inventó ex profeso para Ceres un procedimiento de cálculo de la órbita con tal de aprovechar los pocos datos de la órbita conseguidos por Piazzi. Calculada su órbita, resultó un cuerpo que orbitaba entre Marte y Júpiter; es decir, el cuerpo que faltaba según la ley de Bode.

La ley de Bode, aun pudiendo ser solo una curiosidad matemática, tuvo una gran importancia en el desarrollo de la Astronomía de finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX. Sin embargo, actualmente solo debe verse como un recurso mnemotécnico y no como un cálculo astronómico exacto.

Como la explicacion de la ley de Bode tiene fòrmulas matemàticas algo complejas sòlo dejo el link para que la puedan chequear por ustedes mismos al que asi lo disponga.

http://es.wikipedia.org/wiki/Ley_de_Titius-Bode

 

Con èsto creo que es suficiente para demostrar hasta què nivel ha llegado la profesìa de Parravicini. Enlazamos los Apòcrifos, las matemàticas, el conocimiento de otras civilizaciones, no creo que haya profeta mas completo que nuestro amado Pelòn.

 

Para descargar el Libro II Secretos de Henoc

http://www.mediafire.com/?0r1endu6amcz3dv

 

 

 

Comentar este post

matyas 08/10/2015 17:31

En Sodoma y Gomorra entiendo que fueron exterminados por los angeles de Dios, por eso me preguntaba,

Saludos

matyas 08/08/2015 01:02

Pero que? Se exterminaron o Dios los exterminó. Sería bueno saberlo.

Julio 08/09/2015 00:18

Si Dios los creò no creo que los exterminara. Puede ser que ellos mismos Si.